16.9.19 0 comentarios

Tortugas europeas en el Congreso Internacional del Paleógeno celebrado en Bruselas

La semana pasada se ha celebrado en Bruselas el congreso internacional sobre la evolución y los paleoambientes en los que habitaron los primeros vertebrados modernos durante el Paleógeno (“International symposium Evolution and Paleoenvironment of Early Modern Vertebrates during the Paleogene”). Dado que desde el Grupo de Biología Evolutiva de la UNED se trabaja habitualmente con las faunas de reptiles de ese periodo, se han realizado algunas contribuciones a este congreso. En concreto, se han presentado los resultados relativos al análisis de dos linajes distintos de tortugas.
Por una parte, se ha defendido un trabajo preliminar sobre una tortuga primitiva, que podría representar una nueva forma. La importancia de este animal radica en que podría corresponder a la única tortuga primitiva hasta ahora registrada en niveles posteriores al Mesozoico para todo el Hemisferio Norte. El resumen de este trabajo es el siguiente:

Two lineages of basal turtles (i.e. members of Testudinata not attributable to the crown group Testudines) are identified in the Cretaceous record of Europe. One of them is known from the uppermost Jurassic to the uppermost Cretaceous. It is Helochelydridae, represented by several European species, but also known in the North American Cretaceous record. The other is represented by a single valid species, Kallokibotion bajazidi. This form is currently recognized as exclusive to the Maastrichtian (Late Cretaceous) record of the Hațeg Basin, in Transylvania (Romania). The basal turtles are very scarce in the Cenozoic record and, until now, they have not been described in the Northern Hemisphere. Although the survival of Kallokibotion beyond the Cretaceous was proposed from the preliminary observation of scarce material from the Paleocene area of Berru, in France, this hypothesis had not been demonstrated, having been subsequently considered as doubtful. The detailed study of this Paleocene turtle from Western Europe is presented here. Abundant material is identified, allowing its detailed characterization. Its attribution to a basal turtle (Stem Testudines) is confirmed. However, it is not referred to Kallokibotion, but it represents a still undiagnosed taxon.

Por otra parte, se han analizado algunos ejemplares de “tortugas de caparazón blando” (trioníquidos) gigantes del Paleógeno de Europa, incluyendo tanto la revisión de especímenes clásicos, hasta ahora pobremente conocidos, como el estudio de otros inéditos. El resumen de este trabajo es:


Remains of trionychid turtles are abundant in the early Eocene fossil record of Belgium. Several species are recognized there. In this context, the remains of several large-bodied individuals, with a shell length of about one meter, stand out both for their size and good preservation. The Royal Belgian Institute of Natural Sciences houses several unpublished large-size specimens, but also others with a high historical value (e.g., those from Erquelinnes and Leval), but which had not been, until now, studied in detail. Recent studies proposed that all large trionychids from the Eocene of Western Europe could belong to a single species, attributable to the North American genus Axestemys. However, a valid diagnosis for this putative European single species is not currently available, since the characters that allow its differentiation with each of the North American species have not been well established. Several of the best preserved Belgian specimens have been recently restored, which allows us to perform their detailed study. Thus, the description of several anatomical elements hitherto poorly known or not described for the large-bodied trionychids of the Eocene of Europe can be performed for the first time. The study of the Belgian specimens, which correspond to the most complete and best preserved in Europe, allows us to evaluate the hypothesis on whether they belong to the same species as the other large-bodied trionychids found in the Paleogene record of this continent. Thus, this study significantly increases the information on the relatively poorly known Paleogene large trionychids of Europe.

Referencias:
  • Pérez-García, A. 2019. An enigmatic basal turtle (Stem Testudines) in the Paleogene of Europe. Abstract book of the International Symposium PalEurAfrica Evolution and Paleoenvironment of Early Modern Vertebrates during the Paleogene: 34.
  • Pérez-García, A., Smith, T. 2019. The large trionychid turtles from the early Eocene record of Belgium. Abstract book of the International Symposium PalEurAfrica Evolution and Paleoenvironment of Early Modern Vertebrates during the Paleogene: 35.
12.9.19 0 comentarios

Vallibonavenatrix cani, la nueva especie de dinosaurio espinosáurido identificada en el Cretácico Inferior de Castellón


El pasado mes de agosto se publicó una nueva especie de dinosaurio carnívoro procedente de la localidad de Vallibona (Els Ports de Morella, Castellón) al que investigadores del Instituto Dom Luiz de la Faculdade de Ciência en la Universidade de Lisboa, del Grupo de Biología Evolutiva de la UNED y de la Universidad Autónoma de Madrid han denominado Vallibonavenatrix cani. La descripción de esta nueva especie, que constituye el primer representante del grupo de los espinosáuridos identificado en el registro ibérico, se ha publicado en la revista Cretaceous Research. El material sobre el que se ha basado esta especie pertenece al yacimiento de Santa Águeda localizado en Vallibona (Castellón) y que se ha datado como Cretácico Inferior (hace unos 125 millones de años). Estos fósiles fueron recogidos a principios de la década de 1990 por Juan Cano Forner, un aficionado a la paleontología de Sant Mateu (Castellón), y forman parte de su colección museográfica, reconocida por la Generalitat Valenciana desde 1994. De hecho, el nombre del nuevo dinosaurio se compone de Vallibonavenatrix, que significa “la cazadora de Vallibona” y “cani” haciendo referencia al descubridor de los restos.

Este trabajo se enmarca en la línea de investigación que el Grupo de Biología Evolutiva de la UNED desarrolla para la reconstrucción de las faunas que habitaron los ecosistemas del Cretácico Inferior de la Formación Morella en la actual comarca castellonense de Els Ports, integrada geológicamente en la Cuenca del Maestrazgo. Esta Formación es una de las referencias más frecuentes en la historia de los vertebrados fósiles españoles dado que es el origen de algunos de los primeros restos de dinosaurios identificados en España en el último tercio del siglo XIX y en ella se han descrito algunos dinosaurios tan característicos como el ornitópodo Morelladon.


Vallibonavenatrix cani se incluye en los espinosáuridos, un grupo de dinosaurios carnívoros relativamente poco representado en la Península Ibérica, pero que cuenta con un registro abundante en el norte de África, América del Sur, Asia y, más cercanamente, en Inglaterra. Este grupo de dinosaurios se caracteriza por la peculiar forma de sus cráneos y dientes, que presentan ciertas semejanzas con los de los cocodrilos. Estos carnívoros son también muy reconocibles por el desarrollo de espinas neurales altas en algunas de sus vértebras, lo que produce una especie de vela sobre el dorso de su espalda. El único fósil conocido de Vallibonavenatrix está formado por parte de un esqueleto de un dinosaurio de porte medio (entre 8 y 9 metros) que incluye vértebras dorsales, sacras y caudales y elementos de la cintura pélvica. Tradicionalmente los escasos restos de espinosáuridos conocidos en la península ibérica han sido asignados al género Baryonyx del Cretácico Inferior de Inglaterra. Sin embargo, siempre se ha considerado que el análisis de nuevos restos permitiría ajustar mejor esta asignación y que la diversidad de espinosáuridos ibéricos podría ser más compleja. De hecho, el espinosáurido de Vallibona parece presentar una relación de parentesco más cercana a formas del hemisferio sur, como Spinosaurus, o asiáticas como Ichthyovenator, que con Baryonyx.


-----
Más información:
3.9.19 0 comentarios

El origen de las faunas de vertebrados del Cretácico Superior de Europa


Los yacimientos paleontológicos con faunas de dinosaurios y otros animales que convivieron con ellos durante el Cretácico (hace unos 145 y 66 millones de años) son abundantes en el registro europeo, estando muy bien representados en la Península Ibérica. Allí se han podido caracterizar, de manera detallada, faunas que habitaron en la primera parte de este periodo, especialmente hace unos 125 millones de años, pero también las de la parte final del Cretácico, que integraban los últimos ecosistemas dominados por los dinosaurios. Las faunas de ambos intervalos temporales son radicalmente diferentes. Desgraciadamente, hasta ahora se disponía de información muy limitada sobre cómo se produjo la transición entre ambos conjuntos faunísticos, debido a la escasez de registro paleontológico del lapso temporal que las separa. La escasa evidencia disponible en Europa permitía suponer que esta transición probablemente se produjo a comienzos del Cretácico Superior, durante el Cenomaniense, es decir, hace unos 95 millones de años. Hasta hace poco, el material paleontológico del Cenomaniense de Europa estaba limitado a escasos restos de vertebrados, recogidos de manera aislada, ya que no se había identificado ningún yacimiento donde se registrada una acumulación de organismos. Esto cambió radicalmente gracias al reciente descubrimiento del yacimiento paleontológico de Algora, en Guadalajara. Así, allí se constató la presencia de abundante material fósil, destacando la presencia de tortugas. El estudio preliminar de la tortuga más común en Algora permitió la descripción de una nueva especie, Algorachelus peregrina, que representa la primera llegada de faunas de tortugas de África a Europa. Esta migración fue muy exitosa, de manera que los descendientes de Algorachelus fueron muy abundantes y diversos en este continente, siendo las tortugas más comunes en los ecosistemas europeos del final del Cretácico. 


Con el objetivo de conocer mejor a la tortuga Algorachelus, pero también a otros animales que convivieron con ella (especialmente peces, cocodrilos y dinosaurios), una nueva excavación paleontológica acaba de ser realizada en Algora. Este proyecto, liderado por el Grupo de Biología Evolutiva de la UNED, se ha desarrollado en el contexto de los Proyectos de Investigación del Patrimonio Arqueológico y Paleontológico de Castilla-La mancha para el año 2019 de la Viceconsejería de Cultura de la Conserjería de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha. Los resultados de esta campaña han sido muy exitosos, no sólo por el elevado número de restos hallados (cerca de 400 especímenes) sino, especialmente, por la relevancia de los mismos. El conocimiento sobre Algorachelus puede mejorar radicalmente, gracias al hallazgo de numerosos caparazones completos, tanto de individuos juveniles como de adultos, pero también de la mayor colección de cráneos de toda Europa y una de las mayores a nivel mundial del grupo al que pertenece esta tortuga. Además, esta campaña ha sido especialmente relevante porque aporta una nueva visión sobre los representantes de otros linajes hasta ahora mal conocidos. La diversidad de peces es identificada como mayor de lo hasta ahora considerada. Entre otros hallazgos, se reconocen restos de peces de origen africano, que también apoyan la hipótesis sobre el reemplazamiento de varios linajes de vertebrados europeos por faunas provenientes de los continentes del sur. Hasta ahora se disponía de muy escasa información sobre los cocodrilos de Algora y de los niveles de ese periodo en toda Europa. Gracias a esta nueva campaña de campo se reconoce la presencia de varias formas de cocodrilos, que convivieron en Algora. El nuevo material permite reconocer que algunos linajes de cocodrilos primitivos aún sobrevivían a comienzos del Cretácico Superior, junto con formas atribuibles a linajes más modernos, que acabarán reemplazando completamente a los miembros de esos grupos varios millones de años después. La misma tendencia es reconocida para los dinosaurios. Así, aunque se identifica la presencia de algunos linajes registrados en Europa desde el Jurásico (principalmente representados mediante dientes de dinosaurios carnívoros), destaca el hallazgo de un esqueleto parcial de un herbívoro de relativo pequeño tamaño, que podría corresponder a un nueva especie de saurópodo, siendo el represente europeo más antiguo de los titanosaurios, que serán uno de los grupos de dinosaurios más abundantes y diversos en los yacimientos de la parte final del Cretácico de este continente.


Por lo tanto aunque los niveles geológicos registrados en Algora, que se extienden a lo largo de una amplia superficie de la meseta castellana, habían sido previamente interpretados como depositados en ambientes desérticos, los proyectos desarrollados por los investigadores de la UNED permiten refutar esta idea. Hace cerca de 95 millones de años Algora ocupaba una zona costera tropical, con grandes bosques de los que se podían alimentar los dinosaurios herbívoros. Otros animales terrestres son reconocidos, como es el caso de más linajes de dinosaurios, incluyendo depredadores, y de algunos grupos de tortugas. En Algora están también bien representadas las faunas de agua dulce, como es el caso de algunos cocodrilos. Sin embargo, también se han hallado otros cocodrilos marinos, junto con la tortuga Algorachelus, que habitaba junto a la línea de costa, pero también reptiles marinos característicos de ambientes de mar abierto, tales como los plesiosaurios. Esta fauna, representada por abundantes y bien preservados restos fósiles, aporta muchos datos sobre el relativamente drástico reemplazamiento entre las faunas del Cretácico Inferior y más superior de Europa, reconociéndose la supervivencia de linajes más primitivos de este continente y, especialmente, la llegada de grupos inmigrantes, especialmente provenientes de África, y cuyos descendientes representarán algunos de los principales linajes de reptiles europeos del final del Cretácico.


-----
Imágenes:
  • Uno de los caparazones completos de la tortuga Algorachelus hallados durante la excavación.
  • Zona de trabajo en la que se observan dos caparazones de tortuga.
  • Vértebra cervical de un dinosaurio saurópodo.
  • Algunos de los participantes en la excavación, sobre la cuadrícula de trabajo.
19.7.19 0 comentarios

El primer caparazón completo de la pleurodira Eocenochelus eremberti: primera evidencia en España


El registro de tortugas pleurodiras es muy abundante en niveles del Eoceno de Europa. Este linaje está principalmente representado por miembros de Podocnemididae, atribuibles a dos géneros. El más abundante y diverso es Neochelys. Neochelys correspondía a una tortuga que habitó en ambientes continentales, en medios de agua dulce. La otra forma es Eocenochelus, cuyo registro es muy escaso. Eocenochelus era el único representante del linaje hasta ahora conocido, de manera informal, como “tortugas del grupo de Erymnochelys” que habitó en ambientes litorales, así como el único identificado fuera de África. Dicho grupo de tortugas es conocido desde el Cretácico hasta la actualidad. Un nuevo trabajo, que acaba de ser publicado en la revista Historical Biology, define formalmente ese linaje como el grupo Erymnochelyini. De hecho, uno de estos representantes de Erymnochelyini es detalladamente analizado en esa publicación, mediante la presentación y el estudio del único caparazón completo de Eocenochelus hasta ahora identificado. El ejemplar analizado proviene del yacimiento de Castejón de Sobrarbe-41, en la Cuenca de Ainsa (Huesca, España). Se trata de un yacimiento del Eoceno medio, es decir, de hace unos 45 millones de años. El ambiente sedimentario interpretado para este yacimiento es compatible con la atribución previa de Eocenochelus a una forma litoral.


El nuevo ejemplar analizado es atribuido a la especie de referencia del género, Eocenochelus eremberti. Esta especie era, hasta ahora, conocida exclusivamente por dos caparazones parciales, procedentes de niveles estratigráficamente equivalentes, pero no de yacimientos españoles sino de la Cuenca Franco-Belga: un hallazgo procedente del norte de Francia y el otro de la propia ciudad de Bruselas. Por lo tanto, el conocimiento sobre la distribución paleobiogeográfica de esta especie de tortuga marina litoral es notablemente incrementado gracias al nuevo estudio, siendo identificada desde la región sur del Mar del Norte hasta el Golfo de Vizcaya. El nuevo hallazgo aporta nuevos datos sobre la anatomía del género Eocenochelus en general, y sobre su especie de referencia en particular.

Más información:
  • Imágenes: Mapa de Europa suroccidental durante e Eoceno medio, en el que se muestran tanto la posición de los dos hallazgos previamente conocidos de la tortuga Eocenochelus eremberti (1 y 2) como la del ejemplar presentado en el nuevo trabajo (3) / Fotografías y dibujos interpretativos del nuevo ejemplar, en vista dorsal (A) y ventral (B).
  • Referencia: A. Pérez-García, E. Díaz-Berenguer, A. Badiola & J.I. Canudo (2019): An unexpected finding: identification of the first complete shell of the Franco-Belgian middle Eocene littoral pleurodiran turtle Eocenochelus eremberti in Spain, Historical Biology, DOI: 10.1080/08912963.2019.1644330
18.7.19 0 comentarios

Análisis del único galápago fósil hallado en El Salvador en el XVII Annual Meeting de la EAVP


El registro de tortugas más reciente defendido por miembros de Grupo de Biología Evolutiva de la UNED en el XVII Annual Meeting de la EAVP corresponde al análisis del único galápago (emídido) hallado en el registro fósil de El Salvador, en niveles del Plioceno superior-Pleistoceno inferior.

El resumen es el siguiente:

The late Pliocene-early Pleistocene fossiliferous area of Río Tomayate (Apopa Municipality, El Salvador) represents the richest vertebrate locality in Central America. A diverse fauna was recorded, especially considering the record of reptiles and mammals. The greatest diversity of reptiles corresponds to the turtles. A terrestrial form, belonging to a large-sized testudinid, and two freshwater taxa, identified as a kinosternid and an emydid, were reported. The available information on these taxa was very limited, due to the scarce material attributed to each taxon in the study in which the Río Tomayate fauna was presented, and to the absence of subsequent publications. In the case of the emydid, only an almost complete nuchal (the only figured plate), a partial one, and an epiplastron were recognized. However, the potential belonging of many other unspecified elements to it was suggested. Abundant remains of the emydid from Río Tomayate are recognized here. In this sense, even the single plate (attributed here to a hypoplastron instead of a hyoplastron) previously assigned to a kinosternid (the only report of Kinosternon in a Central American fossil site), is reassigned to the emydid. The almost complete plastral morphology of this emydid is reconstructed, and many elements of the carapace are identified. Based on this new information, which also allows the documentation of intraspecific variability, we perform an accurate approach to the systematic position of the emydid from Río Tomayate, being the only one recognized in the fossil record of El Salvador. Thus, its potential attribution to Deirochelyinae is discussed.

-----
Más información:
  • Imagen: Fotografía de una de las campañas de excavación en Tomayate (El Salvador), donde fueron hallados los ejemplares presentados en este trabajo. Imagen tomada de aquí.
  • Referencia: A. Pérez-García, E. Vlachos, M.A. Molina-Leddy. 2019. On the anatomy and systematics of the only emydid turtle recognized in the fossil record of El Salvador. XVII Annual Meeting of the European Association of Vertebrate Paleontologists, Abstract Book, 90.
17.7.19 1 comentarios

Nuevos datos sobre las tortugas pleurodiras de Sobrarbe en el XVII Annual Meeting de la EAVP


Volviendo al registro de tortugas fósiles españolas, en el recientemente celebrado XVII Annual Meeting de la EAVP, en Bruselas, se presentó un trabajo en el que se discutía la presencia de un segundo miembro de Pleurodira en el Eoceno medio de Sobrarbe, en Huesca, donde, hasta ahora, únicamente la forma de agua dulce Neochelys había sido reconocida.

El resumen es el siguiente:

The record of pleurodiran turtles is relatively abundant and diverse in the Eocene levels of Western Europe. Most of these findings correspond to members of Podocnemididae. Among them, the diverse Neochelys is the best represented. In addition to the finding of several forms of terrestrial and freshwater cryptodires, the presence of Neochelys had been recognized in the Spanish Lutetian (middle Eocene) Sobrarbe Formation of the Ainsa Basin (southern Pyrenees, Huesca). This freshwater turtle has been identified in several sites of that Basin. The first complete shell of a turtle from this Formation is presented here. It can be attributed to a podocnemidid pleurodiran turtle. However, it does not correspond to a member of Neochelys. This finding has been performed in the Castejón de Sobrarbe-41 fossil site which corresponding to an intertidal floodplain, where several littoral fossils have been recognized, including sirenian marine mammals. The systematic position of this turtle is discussed, especially taking into account the available information about the poorly known European littoral form Eocenochelus, whose type species (i.e. Eocenochelus eremberti), from the Franco-Belgian Basin, also comes from Lutetian levels.

-----
Más información:
  • Imagen: Caparazón de la pleurodira litoral del Eoceno de Europa Eocenochelus.
  • Referencia: A. Pérez-García, E. Díaz-Berenguer, A. Badiola, J.I. Canudo. 2019. Identification of a second member of Pleurodira at the middle Eocene levels of the Spanish Ainsa Basin. XVII Annual Meeting of the European Association of Vertebrate Paleontologists, Abstract Book, 88.
16.7.19 0 comentarios

Discutiendo sobre sinonimias (o no) de sauropterigios triásicos en el XVII Annual Meeting de la EAVP


El registro de sauropterigios triásicos también ha tenido un huequito entre los trabajos presentados por los miembros del Grupo de Biología Evolutiva de la UNED en en el XVII Annual Meeting de la EAVP celebrado recientemente en Bruselas. Allí se presentó un póster en el que se re-evaluaba la validez de Partanosaurus zitteli, un taxón de sauropterigio poco conocido del Triásico Medio de Austria, que había sido considerado durante décadas un sinónimo de Simosaurus gaillardoti.

Aquí tenéis el resumen:

For more than two decades, Simosaurus gaillardoti, from the Ladinian (Middle Triassic) of France and Germany, was considered the only valid taxon within the sauropterygian clade Simosauridae. Thus, Partanosaurus zitteli, a problematic sauropterygian taxon whose remains were found in the 19th century in the Ladinian of the Austrian Alps, has been considered a junior synonym of Simosaurus gaillardoti. However, the discovery of new simosaurian remains, including the recently described Paludidraco multidentatus, from the Upper Triassic of Central Spain, as well as other fragmentary remains from the Middle and Upper Triassic of Europe and the Middle East, allows us to re-evaluate the validity of Partanosaurus zitteli. An exclusive combination of characters not present in Simosaurus gaillardoti or Paludidraco multidentatus supports the hypothesis that Partanosaurus zitteli is a valid taxon within the sauropterygian clade Simosauridae. The diversity of the clade Simosauridae is recognized as higher than previously expected.

-------
Más información:
  • Imagen: Alejandro Serrano posa delante del póster de turno en el congreso, en representación de los autores ausentes.
  • Referencia: Miguel Chaves, C. de; Ortega, F.; Pérez-García, A. 2019. Re-evaluating the validity of Partanosaurus zitteli (Sauropterygia), from the Middle Triassic of Austria. XVII Annual Meeting of the European Association of Vertebrate Paleontologists, Abstract Book, 72.
15.7.19 0 comentarios

El caparazón de una Pleurodira del Cretácico Superior de Niger en el XVII Annual Meeting de la EAVP


Siguiendo con los trabajos sobre tortugas fósiles presentados por miembros del Grupo de Biología Evolutiva de la UNED en el XVII Annual Meeting de la EAVP, llega el turno de las faunas de Niger. Concretamente en esta presentación se discuten las implicaciones sobre la diversidad de Pleurodira derivadas del hallazgo del primer caparazón relativamente completo hallado en el Cretácico Superior de dicho país.

El resumen es el siguiente:

The Maastrichtian (uppermost Cretaceous) levels of the south-western region of Niger have provide several remains of pleurodiran turtles. The large Nigeremys gigantea, represented by a skull, comes from those levels. It corresponds to a member of Bothremydidae, belonging to the abundant and diverse clade Taphrosphyini. A second representative of Bothremydidae has recently been recognized at these levels, corresponding to a new form of Taphrosphyini, currently under study. The analysis of unpublished material allow us to recognize the diversity of turtles from the Maastrichtian levels of that region as greater than that described so far. In this sense, the first almost complete shell identified in this area is presented here. It can also be attributed to a member of Pleurodira. However, its availability of characters is not compatible with that of the members of Taphrosphyini. The detailed anatomical description of this specimen allows us to discuss its systematic position. Its attribution to a new form cannot be ruled out.

-----
Más información:
  • Imagen: Caparazón de un miembro de Taphrosphyini (Pleurodira, Bothremydidae) del Maastrichtiense.
  • Referencia: A. Pérez-García, S.D. Chapman. 2019. Implications on the uppermost Cretaceous diversity of Pleurodira in Southwest Niger based on the finding of the first almost complete shell. XVII Annual Meeting of the European Association of Vertebrate Paleontologists, Abstract Book, 87.
12.7.19 0 comentarios

La evolución de las cavidades intracraneanas en cocodrilos eusuquios en el XVII Annual Meeting de la EAVP


Las cavidades intracraneanas son unas estructuras muy conservativas, y no son diferentes en el linaje de los cocodrilos. Sin embargo, a partir de una variada base de datos, se han descrito varias diferencias en las cavidades en los distintos linajes que componen el grupo.

Además, se han realizado medidas lineales y volumétricas de estas cavidades para estimar las capacidades neurosensoriales de estos animales, comparándolas con las observadas mediante estudios etológicos y citológicos para comprobar su efectividad, de cara a extrapolarlos a los taxones fósiles.

Aquí el resumen:

Eusuchia is the only extant lineage of Crocodylomorpha, spanning 129 million years from its origin in the Early Cretaceous to present day. Eusuchian remains are common in numerous Mesozoic and Cenozoic fossil sites across the world. However, the structure of their inner skull cavities remains poorly known. The basal eusuchians from Lo Hueco (Late Cretaceous, Cuenca, Spain) are noteworthy because of their abundance and exquisite state of preservation. The skull of several specimens from this site and of various extant crocodylians representing major lineages were CT-scanned and their brain and pneumatic cavities were 3D reconstructed and analysed in order to assess sensory and cognitive capabilities. The results show that the inner skull cavities of eusuchians are conservative structures. Those of extant taxa are very similar to those of basal members of the group. However, there are a few characters that appear to have varied during the course of evolution, such as the shape of the caudodorsal surface of the cerebrum, the relative size of the intertympanic diverticula and the relative length of the median pharyngeal sinus. Our results also suggest that the neurosensory and cognitive capabilities of extant crocodylians, including good olfactory and visual abilities, and a specialization for low-frequency hearing, were already present in early members of Eusuchia.

-----
Más información:
  • Referencia: Serrano-Martínez, A., Knoll, F., Ortega, F. 2019. Evolution of the inner skull cavities in Eusuchia. XVII Annual Meeting of the European Association of Vertebrate Paleontologists, Abstract Book, 79.
  • Imagen: Alejandro Serrano, durante su charla.
11.7.19 0 comentarios

Primeros datos sobre las tortugas basales de Ariño en el XVII Annual Meeting de la EAVP


El Grupo de Biología evolutiva de la UNED ha defendido varios trabajos relativos al estudio de tortugas fósiles europeas, africanas y centroamericanas en el recientemente celebrado el XVII Annual Meeting de la EAVP. Las cronologías de los yacimientos analizados son muy diversas, correspondiendo al Cretácico Inferior (Albiense de Teruel), Cretácico Superior (Maastrichtiense de Niger), Paleógeno (Eoceno de Huesca) y Neógeno (Plio-Pleistoceno de El Salvador).

Siguiendo un orden de exposición cronológico, presentamos ahora el resumen correspondiente a las tortugas basales (Solemydidae o Helochelydridae) del Cretácico Inferior de Ariño (Teruel):

The lower Albian (Lower Cretaceous) Spanish vertebrate locality of Santa María Quarry, in Ariño (Teruel Province, Aragón), provided abundant remains of several individuals that were attributed to a new freshwater turtle, Toremys cassiopeia. This taxon corresponds to the youngest representative of Paracryptodira Pleurosternidae so far identified. Although this turtle is the only one from the Santa María Quarry studied so far, it does not correspond to the only representative identified in the site. Thus, a clade of terrestrial primitive turtles (i.e. stem Testudines) is also well represented. It is Solemydidae. As in the case of the pleurosternids, the solemydids are known both in North America and in Europe. The solemydids are scarce at the Upper Jurassic levels, but relatively abundant in the European Cretaceous record, its greatest diversity being recorded during the Lower Cretaceous. The Iberian record of Solemydidae hitherto known is composed of fragmentary remains, those from the Lower Cretaceous being scarce. The findings of Solemydidae performed in Ariño are an exception. Thus, sets of disjointed or partially articulated elements, including partial skeletons and relatively complete shells, are recognized. A shell of Solemydidae from Ariño is here presented for the first time. It shows an ornamental pattern composed of tubercles. The arrangement of these tubercles, as well as other anatomical characters, especially those related to the morphology and disposition of some of its plates and scutes, allow us to make a first approximation on the systematic position of this Spanish form, taking into account the European Lower Cretaceous record.

-----
Más información:
  • Imagen: Detalle de la ornamentación de una placa de Solemydidae del Cretácico Inferior de Europa.
  • Referencia: A. Pérez-García, E. Espílez, L. Mampel, L. Alcalá. 2019. First data about the solemydidae turtles from the Lower Cretaceous of Ariño (Teruel, Spain). XVII Annual Meeting of the European Association of Vertebrate Paleontologists, Abstract Book, 89.