26.1.15 0 comentarios

¿Empresaurios?

Ilustración de Sasha Laskowsky-Ziguilinsky

El empresario a gran escala ha sido con frecuencia denostado, y en muchísimas ocasiones con razón, en el marco de las reivindicaciones sociales. También el humor gráfico ha contribuido a ridiculizar esta figura, mostrando su apariencia tiránica y de superioridad tras un traje caro, una oronda constitución, un puro o una chistera. Pero claro, si la forma de agraviar a los grandes empresarios es estableciendo una comparación con nuestros queridos lagartos terribles, es cuando la Plataforma Cívica Contra el Uso Banal del Término Dinosaurio (P.C.C.U.B.T.D.) debe actuar de oficio.


Por poner un ejemplo, MJ nos envía esta imagen extraída del blog Sindinero.org. El pasado octubre publicaban un post titulado "10 trucos sucios que los "empresaurios" utilizan para engañar a los trabajadores", y decidían ilustrar las malas artes de la patronal con la clase obrera con la modificación del logo de Jurassic Park. Podría parecer algo rebuscado para este blog, pero relacionar la imagen de un despreciable y mentiroso empresario con la de un tiranosaurio representa un flagrante atentado contra la imagen del dinosaurio. Y lo peor es que no es la primera vez que sucede...


Otro ejemplo es esta viñeta del humorista gráfico Komikelx en la que una vez más el tiranosaurio es mancillado queriendo ilustrar a un vil empresario que escupe sus despóticas medidas contra la clase trabajadora. Si bien la protesta es legítima, el medio utilizado no.

La imagen del "empresaurio" es claramente negativa y totalmente ofensiva hacia el gremio de los dinosaurios y por ello, desde la P.C.C.U.B.T.D. no podemos mas que denunciar este nuevo ultraje.

Gracias a Mª Jesus por el aviso.
23.1.15 0 comentarios

El 3D mola: reconstrucción del endocráneo de Sinosaurus


Las reconstrucciones digitales molan, esto es así. Es impresionante encontrarnos con una figura bien hecha en un artículo, con sus fotos, bocetos, detalles... pero cuando nos encontramos una modelización, especialmente si viene en un formato en el que podemos observar "en todo su esplendor" dicha pieza (como un pdf 3D, o un video con todas las vistas de la pieza), nos da esa sensación de tener ese fósil en las manos (que es realmente lo que todos queremos).

Y mediante estas tecnologías se pueden describir zonas de difícil acceso, como cavidades en el interior de huesos sin arriesgar la integridad de este. En un reciente trabajo, Xing y colaboradores han utilizado un CT-Scan (TAC para los amigos) con el que han podido observar pormenorizadamente el basicráneo de Sinosaurus triassicus, un terópodo basal del Jurásico Inferior de China.

En este trabajo los autores describen los huesos que forman el basicráneo del animal, así como sus cavidades internas, incluyendo aquella que alojaba el sistema nervioso central y el oído interno (en el que solo se han conservado los canales semicirculares), mediante fotos y modelizaciones. A partir de todas estas estructuras han podido comparar a Sinosaurus con otros dinosaurios terópodos como terópodos basales, ceratosaurios, abelisaurios, alosaurios, carcarodontosaurios o sinraptóridos, concluyendo que Sinosaurus muestra patrones morfológicos similares a los de estos grupos, siendo con los alosaurios con los que presenta mayor similitud.

Y aunque he echado en falta alguna figura que incluyera el endocráneo u oído interno de Sinosaurus junto a los de los otros taxones para observar dicha similitud, la calidad de las imágenes es muy buena, y la estructura del texto es simple, para un buen entendimiento.

------
Más información:
22.1.15 0 comentarios

Señales (Buitreraptor)


Por razones temporales no estamos en el lugar del crimen, si es que lo hubo, cada vez que un dinosaurio perecía. Pero si estamos ahí (me refiero a los paleontólogos) cuando el esqueleto es desenterrado de su lecho de sedimento. Y aunque saber la causa de la muerte implica un gran esfuerzo, la mayoría de las veces no es sencillo. Sin embargo un asunto que a muchos paleontólogos les genera dudas (y emoción) es atisbar cualquier señal o traza en la superficie de los restos óseos fosilizados. Frases como "¡¡¡¡¡Esta traza parece una señal de depredación!!!!!!" o ¡¡¡¡¡Este hueso tiene la superficie llena se surcos!!!!!", se pueden oir en los yacimientos o en los laboratorios cuando los paleontológos se reúnen para comentar marcas o señales impresas en los huesos. Este tipo de señales generan una gran curiosisdad y pueden ayudar a conocer mejor a los moradores de hábitos carroñeros que recorrían los ecosistemas de tiempos remotos. Uno de esos esqueletos lleno de señales en sus huesos fosilizados es el terópodo Buitreraptor hallado en niveles del cretácico Superior patagónico. Un estudio publicado en la revista Historical Biology parece indicar que el cuerpo de este dinosaurio carnívoro fue un festín para otros habitantes coetáneos entre los que se incluían pequeños mamíferos, cocodrilos y, más pequeños aún, insectos sociales como las termitas o necrófagos como los escarabajos derméstidos.

En determinados ambientes se puede oir "no señales, es de mala educación", ... pues parece ser que no lo tuvieron muy en cuenta en esta reunión.

El resumen del trabajo es el siguiente:
The ichnological record provides valuable information on the lifestyle, behaviour, and other palaeobiological and palaeoecological aspects of the biota. Here, we describe an interesting case of bioerosion trace fossils in bones of Buitreraptor gonzalezorum Makovicky, Apesteguía and Agnolín, 2005, a deinonychosaurian theropod from the fossiliferous locality of La Buitrera, Río Negro, Patagonia, Argentina. The trace fossils are morphologically diverse and preserved in a great percentage of the skeleton, including the jaw, vertebrae and limbs. Four main groups of trace fossils have been informally named as Parallel-Edge Furrows, Overlapped Grooves, Punctures and Lined. Parallel-Edge Furrows are in turn subdivided into four subgroups: isolated furrows, parallel pairs, opposed pairs and a combination of parallel and opposed pairs. The bioerosion trace fossils were probably generated by scavenging activities, and the semi-articulated preservation of the skeleton and the small size of each individual trace indicate small-sized tracemakers. Mammals are the main candidates although some traces may have been generated by crocodyliforms and insects such as dermestids and termites. This evidence provides additional information about palaeoenvironmental conditions, taphonomic processes, taxonomic diversity and ecological relationships that characterised this part of northern Patagonia at Early Cretaceous times.

-----
Más información:
  • Referencia: Federico A. Gianechini & Silvina de Valais (2015): Bioerosion trace fossils on bones of the Cretaceous South American theropod Buitreraptor gonzalezorum Makovicky, Apesteguía and Agnolín, 2005 (Deinonychosauria). Historical Biology: An International Journal of Paleobiology. DOI: 10.1080/08912963.2014.991726.
  • Imagen tomada de Gwawinapterus (Autor: Julio Lacerda).
17.1.15 0 comentarios

Un dinosaurio instantaneo


Por un instante

Sí, por un instante, un dinosaurio recorrió otra vez el yacimiento de Lo Hueco.

Todas las mañanas, llueva o haga sol, con frío, calor, granizo o nieve, un grupo de aguerridas fuenteñas nos atrevemos a desafiar las predicciones meteorológicas y seguimos fielmente las recomendaciones de la medicina actual: hacer deporte (lo de la vida sana y la ingesta de agua lo dejamos para los otros dos tercios de la población mundial). Y el deporte elegido es el de la caminata ligera: seis kilómetros diarios que, además de favorecer nuestro sistema inmunitario, dan para mucho: para resolver los problemas de la economía nacional, para enviar a determinados políticos al lugar que merecen, para reescribir guiones de telenovelas, etc.

Sin embargo, la mañana del día 16 de enero todas nos quedamos sobrecogidas: una nube caprichosa, grisácea y alargada, extendía su sombra dinosauriana sobre el yacimiento. Porque lo que nuestros ojos atónitos contemplaban era la silueta exacta (o casi) de un dinosaurio volando (quizás Pepito, antes de posarse definitivamente en Las Hoyas).

Prisas por buscar el móvil, por conectar la cámara, por conseguir esa instantánea que no hubiera recibido el Pulitzer pero que hubiera significado mucho para esas ilusas caminantes. Imposible. Igual que el humo, la forma sinuosa que emergió de la nada y se transformó majestuosamente en un dinosaurio alado, desapareció antes de inmortalizar su corta existencia.

Pero todas supimos que aquello no había sido fruto de casualidad, del viento, de la humedad o de cualquier factor racional. Ese dinosaurio apareció ahí porque era su sitio, quizás imaginario.

Sí, duró apenas unos segundos, pero fue bello, fue mágico. Fue nuestro instante.


Sonia Martínez
Dinosaurios de andar por casa

15.1.15 0 comentarios

Biodiversidad peninsular en el Castell d’Alaquàs, conferencia de Fernando Escaso


Mañana viernes 16 de Enero a las 19:00 se celebrará en el Castell d’Alaquàs la conferencia con el título "La situación actual de la biodiversidad en la Península Ibérica", a cargo de Fernando Escaso, miembro del Grupo de Biología Evolutiva de la UNED. El resumen de la charla es el siguiente:

La Biodiversidad o Diversidad Biológica, puede definirse como la riqueza de seres vivos que viven en el planeta, considerando tanto las especies, como los procesos que conforman los ecosistemas y el patrimonio genético que contienen los organismos vivos. La Península Ibérica es una de las áreas con mayor diversidad biológica de Europa, albergando cerca del 54% del total de especies conocidas en el viejo continente. Sin embargo, la biodiversidad peninsular sufre en la actualidad un proceso de disminución muy semejante al que se está produciendo en todo el planeta.

31.12.14 1 comentarios

Inventario de los nuevos reptiles mesozoicos ibéricos de 2014


Como venimos haciendo en los últimos años, aquí traemos el inventario de nuevos reptiles mesozoicos ibéricos publicados en 2014. El listado de este año es más pobre que el del pasado, y más aún que el de hace dos años, tanto teniendo en cuenta el número de taxones descritos como, especialmente, la riqueza taxonómica representada. 

Tortugas:
  • Riodevemys inumbragigas / En prensa en 2014 / Riodeva, Teruel / Pancryptodira, Pleurosternidae / Jurásico Superior.
  • Hylaeochelys kappa / 2014 / Mafra, Portugal / Pancryptodira, Eucryptodira basal / Jurásico Superior.
  • Eodortoka morellana / 2014 / Morella, Castellón / Panpleurodira, Dortokidae / Cretácico Inferior.
  • Brodiechelys royoi / 2014 / Morella, Castellón / Pancryptodira, Xinjiangchelyidae / Cretácico Inferior.
Dinosaurios:
  • Eousdryosaurus nanohallucis / 2014 / Porto das Barcas, Lourinha / Ornithopoda, Dryosauridae / Jurásico Superior.
  • Torvosaurus gurneyi / 2014 / Praia da Vermelha / Theropoda, Megalosauridae / Jurásico Superior.
  • Zby atlanticus / 2014 / Vale Pombas. Lourinha / Sauropoda, Turiasauria / Jurásico Superior.
  • Camarillasaurus cirugedae / 2014 pero disponible on line desde octubre de 2012 / Galve, Teruel / Theropoda, Ceratosauria / Cretácico Inferior.


Cocodrilos:
_____
Notas:
  • Para más información se puede pinchar en el nombre de cada taxón para consultar su publicación original.
  • Se incluyen algunos nombres en prensa, que serán formalmente publicados en los próximos meses, puesto que sus artículos ya están disponibles.
  • Wikipedia tiene disponible una lista completa de todos los taxones descritos a nivel mundial a lo largo del año, que puede consultarse pinchando aquí.
  • La imágen de la tortuga corresponde a la reconstrucción en vida de Eodortoka morellana, realizada por Carlos de Miguel Chaves y la del dinosaurio a Eousdryosaurus, realizada por Raúl Martín.  
30.12.14 0 comentarios

Ilústranos... Mark Witton

Nos hemos dado cuenta de que en esta sección, a menudo, utilizamos de forma recurrente  la expresión "estilo característico". Quizás suene repetitivo, pero lo cierto es que, frente a autores que optan por el mayor detalle y realismo posible, existen otros que deciden explorar otras opciones. Así, algunos ilustradores de los que ya hemos hablado por aquí como Luis Rey, John Conway o Emily Willoughby proporcionan a sus obras una personalidad muy fácilmente reconocible. Hoy os traemos otro de estos artistas con un "estilo característico y reconocible": Mark Witton.


Mark Witton, nacido y residente en Gran Bretaña, no solo es paleoilustrador, sino también investigador. Y centrado en el ámbito de la paleontología, por supuesto. En lo referente a la parte artística, su afán por dibujar le ha venido, como a tantos otros igual que él, desde bien pequeño. Por otro lado, en lo concerniente a su carrera investigadora, estudió un grado en Paleobiología y Evolución entre 2002 y 2005 en la Universidad de Portsmouth. En esa misma universidad llevó a cabo sus estudios de tesis entre 2005 y 2008 sobre paleoecología y diversidad de pterosaurios; también en Portsmouth trabajó como investigador asociado y profesor desde 2009 hasta 2012. Actualmente trabaja como investigador y como paleoilustrador freelance.


A Witton casi se le podría otorgar el apodo de "señor de los pterosaurios". Como él mismo comenta, desde que realizó su doctorado sobre estos animales, su carrera investigadora ha girado en torno a los pterosaurios. Ha publicado numerosos artículos sobre ellos, y se ha convertido en uno de los mayores expertos a nivel mundial. Por supuesto, unido a su investigación, se ha desarrollado su arte, y una parte muy importante de su galería está centrada también en estos extraños reptiles voladores del Mesozoico. Ambos campos, ciencia e ilustración, han terminado culminando en el libro de 2013 "Pterosaurs: Natural History, Evolution, Anatomy", escrito e ilustrado por el propio Witton (y cosechando, por cierto, reseñas bastante favorables).


Hay que matizar, de todas formas, que no solo se dedica a ilustrar pterosaurios, y que en la extensa galería de Mark Witton se pueden encontrar un sinfín de criaturas antediluvianas, principalmente los famosos dinosaurios. Durante mucho tiempo sus dibujos estuvieron hechos a lápiz y no iban más allá, pero en 2005 comenzó a colorearlos gracias a los ordenadores. Sus pinturas digitales se caracterizan por el hecho de dejar muy patente que son dibujos, alejándose del realismo de otros paleoilustradores, utilizando incluso contornos y formas poco definidas, casi manchas. Witton juega con los colores, las luces, las sombras y el entorno para crear fantásticas escenas. Estas composiciones tienen un marcado y característico estilo (¿recordáis la coletilla que hemos comentado al principio?), muy típicas de este artista. Aunque más escasos, también realiza ocasionalmente sencillos y esquemáticos dibujos en blanco y negro, muy resultones.


Además, Mark Witton no solo dibuja, sino que también esculpe: entre otros trabajos, en 2010 presentó en Southbank varios enormes modelos de pterosaurios azdhárquidos con motivo del 350º aniversario de la Royal Society. Ha escrito numerosos artículos científicos, ha realizado numerosas ilustraciones para revistas y artículos de impacto y ha trabajado como asesor científico para varios documentales, incluyendo la película de 2013 "Walking with Dinosaurs 3D". Además, cada una de las entradas que escribe en su blog las acompaña con una ilustración específica para dicho tema. Hay mucho que ver en la galería de Mark Witton, así que podréis deleitaros con ellas en su página web y en su blog. ¡Disfrutadlas!


29.12.14 0 comentarios

Como manda la tradición…


Los turrones, los belenes, la publicidad de juguetes y grandes almacenes… Todo vuelve a casa por Navidad. Aunque no sea el caso de algunos dinosaurios famosos, que felices en el reino nipón, siguen con su exitosa romería por diversos museos japoneses. Dejémosles que disfruten de su momento de gloria.

Otros, fieles a la tradición, también volvieron a reinar por unas horas (nada menos que cuatro), en el “Máster en nuevas tendencias y procesos de innovación en comunicación” que organiza la Universidad Jaume I de Castellón. A mí me costó una irritación de garganta y al equipo informático un buen remojón (“casi” derramé un vaso de agua encima de una decorada manzanita). Afortunadamente ellos, los flamantes dinosaurios de Lo Hueco y Las Hoyas, volvieron a brillar con luz propia en la sala, a despertar la admiración de los presentes y a revivir, en quienes los vimos emerger de las entrañas de la tierra, recuerdos casi olvidados.

Porque ya son tres las ediciones que se van de viaje a Castellón y siete los años que llevan metidos en un almacén. Parece mentira, pero no lo es. El tiempo pasa a la misma velocidad que el polvo se acumula en las estanterías. Y lo hace suavemente, para no llamar la atención. Quizás con la intención de sepultar en el olvido vivencias y recuerdos que nos negamos a abandonar. Pero entonces la tradición y las costumbres, en esa trayectoria cíclica que marca nuestra vida, devuelven el pasado al presente. Y así fue como unos alumnos de un máster felicitaron a esta que escribe “por una exposición tan llena de sentimiento. Porque cuando uno vive y cree lo que dice, siempre resulta más convincente”.

Y eso, doy fe de ello, es cierto.

¡Felices navidades a todos los dinosaurianos que pueblan el planeta Tierra!

Sonia Martinez
Dinosaurios de andar por casa 

--

28.12.14 0 comentarios

Capturan un velociraptor vivo en el norte del Congo


Noticias como esta te dejan el culo torcido. La historia evolutiva de los reptiles parece haber dado un vuelco inesperado tras la publicación de sendas imágenes que muestran cómo lugareños del norte del Congo han logrado capturar un velociraptor vivo y han conseguido fotografiar un pterodáctilo, demostrando que la teoría que afirmaba que tanto los dinosaurios no avianos como los pterosaurios desaparecieron a finales del Cretácico podría no ser cierta.


La fuente es fiable, ya que el rotativo Huzlers lleva casi una década difundiendo noticias exclusivas con gran rigor y veracidad, recibiendo varios galardones por ello. En esta ocasión, publica las imágenes tomadas por Deborah Kidiaba, una fotógrafa aficionada local en las que se puede observar como un terópodo de pequeño tamaño aparece amarrado con cuerdas sobre una mesa ante el estupor de los lugareños. Aquí dejamos un vídeo en el que se ve al velociraptor en movimiento:


Parece que el "mundo perdido" es al fin una realidad, sin necesidad de crear engendros genéticos o híbridos pollosáuridos. La noticia completa aquí.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

Esto... Sentimos si alguien ha pensado que esta noticia es cierta. Ya sabéis que esto es un blog serio (ejem) y no seríamos capaces de poner este tipo de cosas pero... 



26.12.14 0 comentarios

Paleoescándalos: La salamandra que no se salvó de la ira de Dios


Hay gente que dedica su vida a una causa, y Johann Jakob Scheuchzer (Zúrich [Suiza], 2 de agosto de 1672 - 23 de junio de 1733, médico y naturalista) dedicó gran parte de su vida a recoger pruebas que corroboraran lo que las Santas Escrituras decían, sobre todo lo relacionado con el Diluvio Universal. Según el periodista holandés Frank Westerman “A su juicio [J. J. Scheuchzer], Dios se revelaba únicamente en la naturaleza, Él era la naturaleza, ni más ni menos. Scheuchzer, reacio a tanta modernidad, creía que todo conocimiento de la naturaleza contribuía al conocimiento y a la aceptación del Dios de la Biblia y que esa aceptación había de ser la meta final de la ciencia”. De hecho, tras recoger y observar numerosos fósiles vegetales pudo afinar que el Diluvio se produjo en primavera, información recogida en su obra Herbarium Diluvianum (1709). Pero seguía faltando la pieza principal del puzzle: el esqueleto humano de un pecador que no se hubiese salvado de la ira de Dios. En la época la explicación que se daba era que Dios ni siquiera había permitido que los pecadores fosilizaran, pero Scheuchzer era de la creencia de que debían existir estratos llenos de seres humanos ahogados en lodo.

Y así fue como, dos años después de la publicación de su Herbarium Diluvianum, Scheuchzer encontró un esqueleto fosilizado de 1 metro aproximadamente en una cantera de pizarra cercana a Öhningen (Alemania). Se trataba de una columna vertebral casi completa, con unas cortas y gráciles extremidades, y una gran cabeza. Al fin Scheuchzer encontró su prueba definitiva del Diluvio Universal, y lo denominó Homo diluvii testis, es decir, “Hombre testigo del Diluvio”. De esta manera se encontraron los restos de uno de los pecadores muertos ahogados en el Diluvio (probablemente un niño, debido a su tamaño). Es más, Scheuchzer logró datar el espécimen mediante datos bíblicos, viendo así que murió en el 2306 a.C.

Pero tras la muerte de Scheuchzer surgen las primeras dudas:

  • Johannes Gessner en 1758 (botánico, mineralogista, físico suizo): ¿y si fuese un siluro?
  • Petrus Camper en 1777 (paleontólogo, zoólogo, antropólogo, naturalista, etc. holandés): ¿y si fuese un lagarto? (es importante reseñar que en esta época la comunidad científica aún no contemplaba la diferenciación entre los reptiles y los anfibios)
Ya en 1802 Martin van Marum, conservador del Teylers Museum (Haarlem, Países Bajos), adquirió el espécimen para exponerlo en la colección del museo. En la leyenda original de Scheuchzer se puede leer: Trise osamenta de un viejo pecador, ahogado en el Diluvio.

Ya en 1811 el reconocido naturalista francés George Cuvier examinó el espécimen, concluyendo finalmente que no se trataba de un ser humano. Limpió y preparó con delicadeza los huesos aún no expuestos, y así pudo corroborar que se trataba de un fósil de una salamandra gigante del Mioceno superior. Frank Westerman relata el descubrimiento de Cuvier: “Ese genio francés [G. Cuvier], un protestante no menos devoto que Scheuchzer, ya había demostrado durante una clase magistral en París que los “elefantes” peludos hallados en el hielo de la tundra siberiana no eran elefantes arrastrados por el diluvio, sino miembros de otra especie extinguida: el mamut. Durante una visita al museo Teylers de Haarlem emuló aquella proeza esculpiendo un poco más el fósil del hombre diluviano. Se había traído el dibujo de un esqueleto de salamandra y vaticinó a los presentes dónde aparecerían las patas delanteras”.

Ejemplar de Andrias scheuchzeri, más conocido como el niño-salamandra

En cuanto a su taxonomía, Holl la renombró Salamandra scheuchzeri en 1831, en honor a Scheuchzer, y en 1837 Johann Jakob von Tschudi (un naturalista suizo) acuñó el género Andrias y asignó esta especie a dicho género. Es curioso ver cómo el taxón Andrias scheuchzeri rinde tributo a su descubridor, siendo la traducción literal del latín “la imagen del hombre de Scheuchzer”. A día de hoy, el Teylers Museum tiene en su colección más especímenes asignados a dicho taxón.

Los antecedentes bíblicos

Transcribiendo el Antiguo Testamento: “Dijo luego Jehová a Noé: Entra tú y toda tu casa en el arca; porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación. De todo animal limpio tomarás siete parejas, macho y su hembra; mas de los animales que no son limpios, una pareja, el macho y su hembra. También de las aves de los cielos, siete parejas, macho y hembra, para conservar viva la especie sobre la faz de la tierra. Porque pasados aún siete días, yo haré llover sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches; y raeré de sobre la faz de la tierra a todo ser viviente que hice. E hizo Noé conforme a todo lo que le mandó Jehová” (Génesis 7: 1-5). Por suerte, en otros apartados de la Biblia (Levítico 11, Deuteronomio 14: 3-21) Dios distingue a los animales limpios (o que se pueden comer) de los inmundos (que para qué los crearía si son inmundos…).

Así pues, según estas definiciones, nos encontramos con que la pobre salamandra del Diluvio está considerada como un animal inmundo (Levítico 11: 12, y Deuteronomio 14: 10), por lo que podemos adivinar que nuestro querido espécimen de Andrias scheuchzeri no pasó la criba para el programa divino Hombres, Animales y Viceversa y no pudo acceder al Arca de Noé, fosilizando de esta manera y siendo encontrada milenios más tarde por Scheuchzer.

Mitología clásica

Es importante reseñar que la historia bíblica sobre el Diluvio Universal está fundamentada en otros mitos previos del mundo antiguo y clásico, como por ejemplo el mito de Decaulión y su esposa Pirra. Los escritores e historiadores clásicos Apolodoro (s. II a.C) y Ovidio (I a.C.-I d.C.) describen como Zeus, cansado de los hombres de la Edad del Bronce (insolentes y despiadados, y amantes de la guerra), decide destruirlos mediante un diluvio. Pero igualmente consideró que Decaulión (descendiente de Prometeo) y Pirra (descendiente de Pandora), debían salvarse, así que les ordenó construir un arca con el que navegarían durante el diluvio hasta las aguas de Tesalia, en la cumbre del Parnaso. Y es lo que sigue a continuación en el mito lo que podría tener un componente interesante para la historia de nuestra salamandra.

En el décimo día, tras llegar a Tesalia, Zeus concedió un deseo a Decaulión: tener compañeros. Y para ello debían lanzar los huesos de sus madres por encima del hombro y así repoblar la tierra, comprendiendo Decaulión que Zeus se refería a las piedras (¿o fósiles?) de la Madre Tierra. ¿Y si entre esas piedras/fósiles se encontraba la salamandra de nuestra historia? ¿Podría este mito ser un reflejo de que los antiguos griegos ya conocían los restos fósiles y lo que significaban?

Quizás la mejor frase para terminar este post sea una ya escrita por Frank Westerman que nos invita a reflexionar sobre los caminos que sigue la ciencia según las creencias personales del estudioso: “[…] y, desde entonces, las órbitas vacías del fósil reflejaban la obcecación religiosa de eruditos como Johann Jakob Scheuchzer, un hombre de ciencia cuya fé en Dios le llevó a confundir un anfibio con un ser humano”.

P.D.: Como curiosidad friki mencionar que los descendientes ficticios de Andrias scheuchzeri son los malos en la novela de ciencia-ficción satírica del novelista checo Karel Čapek: “War with the newts” (1936). Una venganza que las salamandras estuvieron planeando durante un siglo desde el descubrimiento de Scheuchzer…

-----
Referencias:
  • Esta entrada surge a raíz del artículo de la MUY INTERESANTE de Octubre de 2014: Los escándalos más sonados de la paleontología.
  • Si quieres ahondar más en el tema sobre la historia del descubrimiento y descripción de Andrias scheuchzeri puedes empezar navegando por Wikipedia y los blogs de A Primate of Modern Aspect, Animaladas, El Ojo de Darwin, La Ciencia y sus Demonios, o Tecnología Obsoleta. Aparte de la obra de J.J. Scheuchzer también se pueden ojear los libros:
    • Ellis, Richard. Aquagenesis: The Origin and Evolution of Life in the Sea
    • Schopf, J. William. Cradle of Life: The Discovery of Earth's Earliest Fossils
  • Para comparar mitos, además de la Biblia es muy interesante consultar el “Diccionario de Mitología Griega y Romana” de Pierre Grimal.