29.12.10

En 2010... uno a la semana

Más o menos, el año acaba así:

Dice una leyenda mileraria que si en el momento de Nochevieja los lees todos con un polvorón en la boca y sin parar a respirar (y sobrevives), el año entrante te encuentras uno vivo en el portal (bueno, y una pareja que realmente te comprenda, y recuperas la fe en la humanidad, y, sobre todo, si te miras en el espejo ves un pedazo de dinofriki) ... en cualquier caso:
Feliz Año Nuevo