21.5.14

En la variedad está el gusto: una de innovación ecológica sostenida en maniraptores


Gran parte de la biota actual puede haber surgido gracias a la radiación adaptativa a grandes escalas espaciotemporales. En el modelo de relleno de nichos o radiación adaptativa, las oportunidades ecológicas que explotan las especies aparecen gracias a innovaciones, extinción de competidores o dispersión geográfica (ocupar nichos en otras zonas). La aparición o colonización de nuevos nichos viene unida a una rápida tasa de cambio que va reduciéndose a medida que los nichos se saturan. Pero gran parte de los estudios en radiaciones adaptivas se centran en eventos a pequeña escala o clados muy recientes, como puede ser el estudio clásico de peces cíclidos que todo estudiante, al menos en el bachillerato, ha oído mencionar.

La falta de estudios a grandes escalas espaciotemporales a más de 100 millones de años vista provocan que en los estudios de macroevolución, resolver si la ocupación de nichos o los aumentos repentinos de las tasas de cambio sean el nuevo “¿qué fue antes, el huevo o la gallina?”. Benson y colaboradores han publicado un estudio sobre las tasas de variación de tamaños en Dinosauria que pretende ahondar en estas cuestiones.

En este estudio han reunido información acerca de la masa corporal estimada de 414 especies de dinosaurios distribuidas entre Saurischia y Ornithischia que comprenderían desde dinosaurios basales hasta las aves. Después han procedido a diversos test estadísticos a gran escala filogenética para encontrar tendencias de cambio, tasas entre los diversos grupos, correlaciones con la edad desde el Triásico hasta fin del Cretático, etc.

Ratio evolutivo estimado enfrentado a la edad de diversos nodos de la filogenia de Dinosauria. Se puede observar la declinación de los ratios para todos los clados excluyendo a Maniraptora (línea discontinua). Mientras que al incluir los maniraptores se observa un repunte de aumento de las tasas evolutivas (línea continua).

Como en otros estudios precedentes, los dinosaurios muestran una alta tasa de cambio inicial hasta alcanzar una gran disparidad de tamaños. Posteriormente, los titánicos saurópodos o las formas intermedias de ornitisquios parece que tendrían unos ratios de cambio decrecientes. Habría menor variabilidad en sus tamaños, salvo casos puntuales como los Titanosauria enanos del complejo de islas que componían Europa para el Cretácico. O la aparición de los masivos Ceratopsia entre los ornitisquios más derivados.

Por lo general, una vez radiados en todos los nichos disponibles para el Jurásico Inferior, estos grupos habrían mantenido masas corporales muy similares. Aunque curiosamente y al contrario de lo que se pensaba anteriormente, la clave no estaría en la extinción de arcosaurios competidores en el tránsito Triásico-Jurásico. Este estudio presenta entre sus resultados una elevada tasa de cambio morfológico antes de la apertura de nichos. Esta elevada variabilidad posiblemente habría permitido conquistarlos, y no al revés.


Tamaños corporales de diferentes clados de Dinosauria. Obsérvese la elevada disparidad de tamaños entre terópodos, frente a la menor variabilidad de otros grupos. Nótese también el tamaño moderado a pequeño del clado ancestral de las aves, los maniraptores.

En cambio los terópodos son un caso distinto. Este estudio muestra como hay una alta tasa de cambio en las masas corporales mantenida durante todo el Mesozoico. Al contrario que los sauropodomorfos o los ornitisquios, los terópodos tuvieron multitud de momentos de aparición de tasas de cambio elevadas, no solo en la previa a la ocupación de los principales nichos dispares del Triásico-Jurásico.

Por ejemplo, los ornitisquios y saurópodos mantienen una variabilidad baja al alcanzar cierta estabilidad tras ocupar un rango de nichos en el tránsito antes mencionado, los terópodos Maniraptora llegan a experimentar grandes cambios en sus masa corporales, altas de cambio y capacidad para ocupar un nuevo rango de nichos ecológicos, incluyendo la aparición de formas herbívoras.

Árbol evolutivo de consenso de los dinosaurios. Del 1 al 23 están numerados diferentes eventos en los que ha habido un repunte de elevados ratios evolutivos, coincidentes con aparición de clados o de numerosas innovaciones ecomorfológicas dentro de clados existentes. Se puede observar que la mayoría de aumentos de ratios se concentran en el clado Maniraptora para el Cretácico.

Por último, los autores plantean la posibilidad que esta reducción de los ratios evolutivos del tamaño corporal, salvo para los maniraptores, tuvo impacto en la extinción del tránsito Cretácico-Paleógeno. La reducción de ratios evolutivos indicaría una saturación de nichos ecológicos, por lo que es un claro caso en que aplicar la hipótesis de Reina Roja. La escasa variabilidad ecomorfológica hubiese actuado en detrimento de ornitisquios, terópodos de gran tamaño y saurópodos. En cambio, las aves, descendientes de un ancestro común de pequeño tamaño, y junto a todo el clado Maniraptora, mantendrían altas tasas de cambio, y abarcarían una gran diversidad de nichos, mejorando sus perspectivas de supervivencia y capacidad para radiar tras el tránsito K-T.

Los autores concluyen que es importante tener en cuenta las tendencias a gran escala, puesto que sin una clara idea del aumento súbito de las tasas evolutivas y su posterior decrecimiento en Dinosauria, se pierde la perspectiva.

-----
Más información:

1 comentario:

Leon Fantte dijo...

Qué PÉSIMA traducción.