13.8.14

Una de saurópodos acorazados de Lo Hueco en PLoS ONE


La revista PLoS One publica hoy un análisis sobre los elementos que forman la armadura dérmica de los dinosaurios titanosaurios basado en el material recogido en el yacimiento de Lo Hueco (en Fuentes, Cuenca). 

Aunque hoy nos parezca normal pensar en saurópodos acorazados, hace apenas 30 años la idea era todavía controvertida y sólo se conocía una especie con osteodermos (Saltasaurus). Sin embargo, en los últimos años, hallazgos en todo el mundo han permitido conocer ya más de 10 especies de titanosaurios acorazados y considerar que todo un grupo de saurópodos titanosaurios debieron presentar algún tipo de armadura dérmica.  A pesar de esto, los osteodermos de estos animales siguen siendo relativamente poco frecuentes en el registro fósil y sigue siendo poco conocida su diversidad, distribución a lo largo de la filogenia, funcion o disposición en el cuerpo del animal.

En el yacimiento conquense de Lo Hueco se han recogido una veintena de osteodermos en distintos grados de preservación. Aunque esto parezca escaso, la colección constituye la muestra de osteodermos de titanosaurio más completa de toda Europa. El tipo de osteodermo recogido en Lo Hueco tiene una morfología única entre los vertebrados, dado que presenta dos regiones bien diferenciadas: una redondeada, con ornamentación regular que puede ser plana, cóncava o convexa (en forma de espina) llamada "bulbo" y otra alargada, de forma triangular y ornamentación irregular, unida al bulbo por un cíngulo, llamada "raíz". De ahí que estos osteodermos se conozcan como "bulb and root" (en castellano, "bulbos con raíz").

Estos osteodermos "bulb and root" muestran una variabilidad muy grande, desde morfologías redondeadas con bulbos y raíces de tamaño semejante hasta osteodermos muy alargados, con raíces más de 5 veces mayores que el bulbo. La forma de todos los osteodermos de Lo Hueco parece corresponder a una transformación gradual entre estos dos extremos.


Esta clina morfológica del contorno es continua, y además presenta una correlación con la morfología del bulbo en vista lateral: aquellos osteodermos más redondeados presentan bulbos planos, aquellos moderadamente alargados presentan un bulbo convexo en forma de espina que va disminuyendo en altura conforme los osteodermos se vuelven más alargados y aquellos tremendamente alargados presentan bulbos convexos y unos cíngulos muy desarrollados.

¿Qué podría significar esta variabilidad continua en clina? Prácticamente de todo: desde variabilidad interespecífica (distintas especies cercanamente emparentadas presentarían osteodermos de distintos tipos) a variabilidad intraespecífica (dimorfismo sexual en los tipos de osteodermos, por ejemplo) o incluso ontogenética (los osteodermos podrían cambiar a lo largo del desarrollo de los individuos,  como proponen Curry Rogers y colaboradores en su artículo de 2011).

Por suerte, un titanosaurio de Lo Hueco (HUE-EC-11, "Chapi" para los amigos) proporcionó una pista importante. Su esqueleto, parcialmente articulado en conexión anatómica, estaba también asociado con dos osteodermos. Cada uno de estos osteodermos representa un extremo de la clina morfológica: uno de ellos es muy alargado y engrosado, con bulbo cóncavo y otro es redondeado y con bulbo presuntamente plano (el bulbo no se preservó, pero es lo que el modelo predice para este ejemplar).

Esta asociación de dos osteodermos tan distintos con el mismo individuo hacen pensar en que toda la variabilidad que presentaría este individuo serían, como mínimo, los dos osteodermos asociados y toda la variabilidad entre ambos extremos morfológicos. Manejando esta hipótesis y considerando que la condición ancestral en arcosaurios es presentar los osteodermos en dos filas parasagitales nos hemos permitido representar la armadura dérmica de estos animales tal como se hace en la imágen con la que se abre esta entrada.


--
Más información:
  • Referencia del artículo: Vidal D, Ortega F, Sanz JL (2014) Titanosaur Osteoderms from the Upper Cretaceous of Lo Hueco (Spain) and Their Implications on the Armor of Laurasian Titanosaurs. PLoS ONE 9(8): e102488. doi:10.1371/journal.pone.0102488. On line a partir del 13 de Agosto 2014.
  • Imagen arriba: reconstrucción de un titanosaurio de Lo Hueco mostrando una hipótesis de distribución de los osteodermos en su armadura dérmica. Autores: Daniel Vidal y Carlos de Miguel.
  • Imagen centro: tres osteodermos (huesos dérmicos que se insertan en la piel y pueden formar una armadura dérmica) del Cretácico Superior de Lo Hueco (Fuentes, Cuenca).
  • El trabajo sobre la armadura dérmica de los osteodermos de Lo Hueco es parte de los objetivos del análisis de las faunas del Cretácico Superior en el yacimiento desarrollado en el marco de un proyecto de investigación del MIMECO. En la última imagen Daniel Vidal muestra a cámara uno de los osteodermos de Lo Hueco.