10.7.17

Estudiando el material clásico de reptiles marinos de Canales de Molina


La Península Ibérica cuenta con abundantes restos de reptiles marinos del Triásico, la mayoría de ellos pertenecientes al grupo Sauropterygia (del que surgirán posteriormente los plesiosaurios). Durante décadas, varias generaciones de paleontólogos han ido descubriendo y publicando restos de notosaurios, placodontos y otras formas afines de diferentes yacimientos ibéricos, la mayoría de ellos preservados en forma de elementos aislados (dientes, costillas, huesos apendiculares... etc). 

Uno de estos yacimientos es el de Canales de Molina (Guadalajara, Castilla - La Mancha, España), del Ladiniense (Triásico Medio), en el cual se descubrieron abundantes restos desarticulados de peces y reptiles marinos en el verano de 1980. Estos restos fueron notificados por Alférez y colaboradores en 1983, en la VI Reunión Bienal de la Real Sociedad Española de Historia Natural, pero nunca fueron figurados ni descritos en detalle. Ahora, sin embargo, se acaba de publicar un nuevo artículo que en el que se estudian en detalle por primera vez los restos de eosauropterigios de esta localidad. El trabajo ha sido publicado en la revista Journal of Iberian Geology y ha sido llevado a cabo por varios miembros del Grupo de Biología Evolutiva de la UNED. 

Entre los restos estudiados hay numerosos centros vertebrales y arcos vertebrales aislados que proporcionan información taxonómica limitada, y que son clasificados como pertenecientes a miembros indeterminados de Eosauropterygia de tamaño pequeño-mediano. Algunos fémures parciales son atribuidos igualmente a este grupo. Por otro lado, algunas vértebras y dientes son más informativas, permitiendo identificarlas como pertenecientes a notosaurios, y un húmero parcial es asignable a una forma de tamaño medio del género Nothosaurus o de un taxón estrechamente emparentado. 

------
Más información: 

No hay comentarios: