6.3.15

Qijianglong y los dragones chinos olvidados


Hace poco se describió un nuevo mamenchisaurideo del Jurásico Superior de China con la correspondiente revisión de otros taxones de este clado tan peculiar.

Qijianglong guokr, el “dragón largo de Qijiang” saltó rápidamente a la prensa por su cuello alargado en referencia al resto del cuerpo del organismo y su correspondiente etimología. No obstante, la longitud del cuello no es algo especial de este taxón, si no de todos los mamenchisaurídeos y omeisaurídeos del Jurásico chino aunque pueda parecer que estos saurópodos tan peculiares han caído en el olvido.

El trabajo de Lida Xing y colaboradores aporta la descripción de un taxón interesante, no por la elongación de su cuello, si no por una serie de características derivadas que apoyarían la tesis de una fauna de saurópodos endémica en el jurásico chino previa a la sustitución por Titanosauriformes del Cretácico inferior.

Detalle de algunas de las vértebras cervicales, comenzando por el (A) axis hasta la (E) 7ª y parte de la 8ª vértebra.

Y es que Qijianglong preserva el cuello completo, parte de la región anterior de la serie de vértebras dorsales, y 28 vértebras distales de la cola. Además de elementos fragmentarios de costillas, espinas neurales, así como la parte superior y posterior del cráneo. Es en esta región preservada del cráneo donde se concentran las diferencias respecto a otros mamenchisaurídeos.
 
 Vértebras caudales medias a terminales, con detalle de (H) la última caudal, posiblemente la 41ª

La peculiaridad del cuello de Qijianglong es la presencia de fosas complejas en espinas neurales. Estas cavidades y fosas estarían relacionadas con la pneumaticidad vertebral. Estos caracteres derivados en el cuello, además del cráneo, son convergentes con otros eusaurópodos derivados. Por tanto, se tiene en cuenta que los mamenchisaurídeos son un grupo más basal entre los eusaurópodos y que surge en el Jurásico inferior. Que aparezcan formas convergentes con taxones más derivados entre las especies más modernas (Jurásico superior) correspondería con el escenario de evolución de una fauna endémica china que habría sustituido a los grupos de eusarurópodos comunes en otras regiones de Gondwana y Laurasia. Y que posteriormente es sustituida por titanosauriformes más comunes del Cretácico inferior de Laurasia. Como curiosidad, el cuello de Q. guokr no es de los más largos entre los mamenchisaurideos, superado por el propio M. youngi.

Comparativa del ratio longitud/altura de cada vértebra cervical con otros taxones chinos. Se puede ver como Qijanglong tiene unas vértebras cervicales anteriores muy elongadas, pero que luego es ligeramente inferior a Mamenchisaurus youngi en casi toda la serie.

Además, otras de las conclusiones interesantes presentadas en este trabajo son la invalidación de Mamenchisaurus constructus atribuidos al Jurásico superior, con lo que Mamenchisaurus en esta edad quedaría restringido a las especies M. sinocanodorum y M. anyuensis. Que Qijianglong sería el primer mamenchisaurídeo fuera del género Mamenchisaurus en el Jurásico superior. Y que además, la agrupación de las diferentes especies de Mamenchisaurus entre sí, hacen sospechar que no sea realmente un solo género. Pero por desgracia, la revisión del extenso material de las especies de Mamenchisaurus también ha caído en el olvido hasta estudios recientes como Sekiya et al. (2011) o el estudio de Xing y colaboradores. Por el momento está más allá de las expectativas de este estudio.

Con los descubrimientos de la última década en el Jurásico de China, se abre una prospectiva bastante interesante ahora que empezamos a recordar estos grupos tan particulares.