27.5.16

Nuevo cocodrilo, nuevo reconocimiento


Nunca es tarde si la dicha es buena. O, al menos, eso afirma un refrán español. En cualquier caso, las últimas semanas que se han ido llegaron cargadas de buenas noticias.

Por un lado, conocíamos que la revista Cretaceous Research acababa de publicar un artículo sobre una nueva especie de cocodrilo del Cretácico Superior europeo: el Agaresuchus fontisensis, hallado en 2007 en el yacimiento de Lo Hueco. El estudio de sus restos craneales ha aportado, como afirmaba Francisco Ortega, “información de enorme calidad y muy abundante para entender la historia evolutiva de las faunas de vertebrados que vivían en Europa en el Cretácico Superior y por proyección en el resto del mundo”. Este hallazgo, unido al de Lohuecosuchus megadontos, ha permitido identificar un nuevo grupo de cocodrilos, llamado Allodaposuchidae, que se convierte en el antecesor más cercano de estos animales que todavía hoy contemplamos en algunas regiones del planeta. Una pena que en el río Moscas no tengamos ninguno…

Casi al mismo tiempo, y coincidiendo con la presentación en sociedad del Agaresuchus fontisensis (debo confesar que me encanta el nombrecito), se anunciaba que el equipo de investigadores que ha trabajado (y lo sigue haciendo) sobre el patrimonio paleontológico de nuestra provincia (Cuenca), recibirá el próximo 31 de Mayo, fecha en la que se celebra el Día de la Comunidad de Castilla-La Mancha, una placa al Mérito Regional. Es un reconocimiento a su labor de investigación, conservación y difusión de la riqueza paleontológica de esta bella tierra, en otro tiempo plagada de dinosaurios…

Como diríamos en mi pueblo, un municipio habitado por fuenteños (¿o quizás fontisensis?), es un galardón que merecen, porque se dejaron la piel trabajando, de sol a sol, en un yacimiento paleontológico perdido entre girasoles, trigo y cebada, en un lugar del que casi nadie quería acordarse. Ahora, gracias a sus investigaciones, a sus publicaciones y a su empeño, gente de otras latitudes sabe situar en el Mapamundi a Fuentes y al yacimiento de Lo Hueco.

Gracias por eso, por una labor bien hecha y por seguir adelante, con poco dinero pero muchas ganas.

Sonia Martínez
Dinosaurios de andar por casa