12.5.16

Titanosaurian (Skull) Fashion Week

Hasta hace bien poco, en las introducciones de cualquier artículo descriptivo sobre material craneal de saurópodos titanosaurios una de las primeras frases que se podían leer era (a grandes rasgos y con sus variaciones): “Los titanosaurios fueron los saurópodos con más éxito del Cretácico. Sin embargo, se conocen gracias a sus restos postcraneales y dientes, ya que los craneales son pocos y no se encuentran bien preservados”. Dentro de esos cráneos “no muy bien preservados” publicados en el siglo XX estarían el de Nemegtosaurus mongoliensis y Quaesitosaurus orientalis, previamente identificados como diplodócidos, y más tarde incluidos dentro de Titanosauria y redescritos por Wilson (2005).

Estos cráneos, sin embargo, eran bastante informativos dentro de un clado de saurópodos en los que apenas se conocían datos sobre la morfología general de sus cabezas. Eso sí, la ingente cantidad de dientes aislados y de casi 30 basicráneos de titanosaurio (más de la mitad referidos a taxones) encontrados han proporcionado información muy útil que, en conjunto con los cráneos de Nemegtosaurus y Quaesitosaurus, nos han ayudado a especular con varios aspectos sobre la biología de estos saurópodos, como su alimentación y maneras de masticar.

Cráneo de Nemegtosaurus (Wilson, 2005)

Esta situación cambió cuando en el 2011 Zaher y colaboradores publicaron el que era hasta la fecha el taxón de titanosaurio con el cráneo más completo encontrado: Tapuiasaurus macedoi. En este espécimen, encontrado en Brasil, todos los elementos craneales preservados se encontraban en conexión, e incluso preservaba los dientes en posición. Tras un análisis filogenético y comparativo se vio que presentaba similitudes con Nemegtosaurus y Rapetosaurus. Sin embargo, hace apenas unos días, Wilson y colaboradores han publicado una descripción mucho más detallada de dicho cráneo, y han realizado un análisis filogenético más exhaustivo en el que se ha comprobado que Tapuiasaurus es realmente una forma mucho más basal, estando emparentada con los titanosauriformes Phuwiangosaurus y Tangvayosaurus. De todas maneras, los autores avisan que un análisis más detallado en el que se incluya también el material postcraneal de Tapuiasaurus está en proceso. Y, aunque no es el caso de esta publicación, es importante resaltar que, aunque los cráneos y la dentición son elementos muy informativos, hay que mostrar precaución al utilizarlos en términos comparativos y sistemáticos si no se tiene en cuenta el material postcraneal. Al menos éste es el caso de los titanosaurios nemegtosáuridos y los diplodocoideos, que presentan varias convergencias (como por ejemplo en los basicráneos).

Cráneo de Tapuiasaurus (Wilson et al., 2016)

El pasado 26 de abril se publicó (por fin!) un espécimen que muchos llevamos esperando bastante tiempo… Sarmientosaurus musacchioi. El equipo de Rubén Martínez de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco en Comodoro Rivadavia (Chubut, Argentina), junto con otros investigadores de Argentina y EEUU, ha descrito detalladamente y con multitud de figuras de gran calidad lo que es el cráneo casi completo y con todos los elementos en conexión de una nueva especie de titanosaurio encontrada en Argentina. La historia de su descubrimiento se remonta a 1996, cuando Ignacio Ruiz-Omeñaca descubrió junto al equipo de Rubén Martínez el cráneo del titanosaurio en conexión con parte de su cuello en Sarmiento (Chubut, Argentina). Desde entonces el material ha sido objeto de un detallado estudio (tanto descriptivo de cada hueso como de la morfología de los dientes, el cerebro y el oído). De hecho, la información acerca del cerebro y el sistema sensorial es la más complete obtenida hasta ahora para un saurópodo. Otro de los grandes descubrimientos es la presencia de un tendón osificado en el cuello, lo que es una novedad anatómica dentro de los dinosaurios no avianos (por ejemplo en ornitisquios los tendones suelen aparecer asociados a las espinas neurales de las vértebras dorsales posteriores, sacras y caudales proximales).

Reconstrucciones digitales del cráneo de Sarmientosaurus en posición de alerta (Martínez et al., 2016)

Las diferencias existentes entre los cráneos de Sarmientosaurus y Tapuiasaurus (ambos litostrotios basales) indican que varios taxones de titanosaurio con estructuras craneales diferentes habitaron en el Cretácico sudamericano.

¡Al fin los titanosaurios dan la cara!

-----
Referencias:
  • Martínez, R.D., Lamanna, M.C., Novas, F.E., Ridgely, R.C., Casal, G.A., Martínez, J.E., Vita, J.R., Witmer, L.M., 2016. A Basal Lithostrotian Titanosaur (Dinosauria: Sauropoda) with a Complete Skull: Implications for the Evolution and Paleobiology of Titanosauria. PloS One 11, e0151661.
  • Wilson, J.A., 2005. Redescription of the mongolian sauropod Nemegtosaurus mongoliensis Nowinski (Dinosauria: Saurischia) and comments on late cretaceous sauropod diversity. J. Syst. Palaeontol. 3, 283–318. doi:10.1017/S1477201905001628
  • Wilson, J.A., Pol, D., Carvalho, A.B., Zaher, H., 2016. The skull of the titanosaur Tapuiasaurus macedoi (Dinosauria: Sauropoda), a basal titanosaur from the Lower Cretaceous of Brazil. Zool. J. Linn. Soc. doi:10.1111/zoj.12420
  • Zaher, H., Pol, D., Carvalho, A.B., Nascimento, P.M., Riccomini, C., Larson, P., Juarez-Valieri, R., Pires-Domingues, R., da Silva, N.J., de Almeida Campos, D., 2011. A Complete Skull of an Early Cretaceous Sauropod and the Evolution of Advanced Titanosaurians. PLoS ONE 6, e16663. doi:10.1371/journal.pone.0016663