18.10.18

La fauna de reptiles del Cenomaniense de Algora en las XXXIV Jornadas de la SEP


Siguiendo la temática principal de este año en las Jornadas de Paleontologia de la Sociedad Española de Paleontología (XXXIV Jornadas de Paleontologia y IV Congresso Ibérico de Paleontologia), referente a los “fósiles y yacimientos paleontológicos ibéricos de relevancia internacional”, se ha presentado la puesta al día sobre la fauna de reptiles del yacimiento del Cenomaniense de Algora (Guadalajara). El conocimiento sobre la asociación faunística allí registrada se ha incrementado notablemente como resultado de la intensa actividad realizada durante los últimos años.

El resumen relativo a esta comunicación es el siguiente:

INTRODUCCIÓN

El registro de vertebrados fósiles ibéricos es abundante y diverso tanto en distintos pisos del Cretácico Inferior, como en los dos últimos pisos del Cretácico Superior (Campaniense y Maastrichtiense). Las faunas de reptiles de estos dos lapsos temporales son radicalmente diferentes entre sí. La estructura del reemplazamiento en la fauna de vertebrados ibéricos, y en general europeos, está mal conocida, sobre todo por la escasa información disponible sobre los primeros pisos del Cretácico Superior.
La limitada información sobre las faunas de vertebrados del Cenomaniense ibérico hasta ahora disponible provenía básicamente de dos localidades, una situada en Nazaré (Portugal. Ver Callapez et al., 2014, y referencias allí) y otra en las cercanías de Oviedo (Asturias, España. Ver Vullo et al., 2009). Lamentablemente, el registro de vertebrados del Cenomaniense de Europa es muy limitado y, hasta ahora, no existían yacimientos con registro abundante de macrovertebrados continentales. Sin embargo, los trabajos realizados en los últimos años en la localidad española de Algora (Guadalajara, Castilla-La Mancha), han puesto de manifiesto la presencia de un yacimiento del Cenomaniense medio-superior en el que se identifica una fauna diversa, con varios linajes que presentan evidentes relaciones gondwánicas (Torices et al., 2012; Pérez-García et al., 2013, 2016; Pérez-García, 2018). Allí se identifican varios grupos de vertebrados que serán muy abundantes al final del Cretácico. Nuevos datos sobre varios de los taxones representados en Algora son aquí expuestos.

DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES

El taxón más abundante en el yacimiento de Algora es la tortuga pleurodira Algorachelus peregrinus. Este miembro de Bothremydidae fue definido a partir de varios ejemplares hallados en esta localidad (Pérez-García, 2016). Algorachelus peregrinus ha sido también recientemente reconocida en el Cenomaniense medio de Nazaré (Portugal) (Pérez-García et al., 2017). Algorachelus fue interpretado como un miembro de Bothremydidae con adaptaciones para la vida en un ambiente litoral, lo que probablemente facilitó la dispersión de este linaje desde África al territorio europeo. De hecho, este es el proceso de dispersión desde Gondwana a Laurasia más antiguo documentado para Pleurodira. El reciente análisis de numerosos caparazones completos y parciales de esta forma ha aportado nuevos datos sobre su anatomía y ha permitido reconocer la presencia de Algorachelus en regiones distantes, mostrando una eficaz capacidad de dispersión como predecía la hipótesis que propone su adaptación desde un ambiente dulceacuícola hasta el medio litoral. Así, el género Algorachelus es reconocido en el Cenomaniense superior de Estados Unidos mediante la especie Algorachelus tibert, y está representado en el Cenomaniense inferior-medio de Palestina por Algorachelus parvus (Pérez-García, 2018). Los estudios actualmente en proceso permitirán caracterizar con mayor precisión la anatomía del que supone uno de los miembros de Bothremydidae mejor representados a nivel mundial.
Además de mostrar nueva información sobre Algorachelus peregrinus, en esta comunicación se aportan nuevos datos relativos a otros cuatro grupos de reptiles. Entre las formas terrestres reconocidas en Algora se incluyen tanto tortugas como dinosaurios. Así, Algorachelus peregrinus no es la única tortuga identificada en esta localidad. Allí también se reconocen restos atribuibles a un linaje de tortugas primitivas, es decir, con una posición filogenética basal a la divergencia entre Pleurodira y Cryptodira. Se trata de Solemydidae, cuyo registro en el yacimiento apenas había sido analizado. Hasta ahora los únicos restos de dinosaurios de Algora que habían sido publicados correspondían a escasos dientes de terópodos aislados. El estudio detallado de los dientes previamente hallados, y el de otros inéditos, permite mejorar el conocimiento sobre el taxón registrado en Algora. Se presentan y analizan aquí varios restos esqueléticos de dinosaurios saurópodos que presentan afinidades con representantes europeos y africanos del clado Titanosauria. Además, el estudio de nuevos restos de cocodrilos permite confirmar la presencia de miembros de Eusuchia.
El reciente estudio de varios huesos de un plesiosaurio ha permitido ampliar la disparidad ecológica registrada en Algora (Bardet et al., 2018). Por lo tanto, en esta localidad fosilífera se identifican reptiles terrestres, dulceacuícolas, marinos litorales y, posiblemente, de ambientes pelágicos. Los análisis anatómicos, sistemáticos y filogenéticos efectuados a partir de los restos previamente conocidos y, especialmente, a partir de otros hasta ahora inéditos, nos permiten efectuar inferencias paleobiogeográficas, y mejorar el conocimiento sobre el reemplazamiento faunístico observado al comparar los yacimientos del Cretácico Inferior con los de la parte final del Cretácico Superior europeos.
-----
Más información: