14.11.14

De vuelta al mar

Curioso, muy curioso, es el nuevo taxón presentado en un artículo del último número de la revista Nature. Se trata de Cartorhynchus lenticarpus, un ictiosauriforme del Triásico Inferior de China. "Bah", pensaréis unos. "Meh", murmuraréis otros. "Otro ictiosaurio más", es posible que sea la opinión de algunos de vosotros. Pero si os decimos que se trata de un fósil transicional respecto a los ancestros terrestres de los icitiosaurios y que posiblemente era un organismo anfibio la cosa cambia, ¿no?


El holotipo (y único ejemplar encontrado hasta el momento) de Cartorhynchus proviene de la cantera Majiashan, en la provincia de Anhui (China), de niveles del Olenekiano (Triásico Inferior). La longitud del espécimen es de 21,4 cm, con una longitud total estimada de unos 40 centímetros. Se cree que este individuo concreto era un adulto o un juvenil cercano a la madurez, pues los autores descartan que se trate de una forma juvenil de taxones ya conocidos. Se trata de un animal de construcción robusta, con costillas paquiostóticas. Posee un cráneo corto, con grandes órbitas y un morro muy poco elongado, si se compara con otros ictiosauromorfos, además de edentado, por lo que se le supone un modo de alimentación filtradora. Además, los autores sugieren la presencia de centros cartilaginosos en las extremidades, no tan rígidas como en los demás miembros del grupo, lo que les permitiría una locomoción terrestre limitada, de manera similar a la de los pinnípedos.


Además, en este trabajo se pone de manifiesto y se confirma la relación entre Ichthyopterygia (los típicos ictiosaurios y sus formas basales, como Chaohusaurus) y Hupehsuchia, y propone dos nuevos clados: Ichthyosauriformes, que incluye a todas las formas más cercanas a Ichthyosaurus communis que a Hupehsuchus nanchangensis, e Ichthyosauromorpha, que incluye al último ancestro común de Hupehsuchia e Ichthyosauriformes, y a todos sus descendientes. Así pues, en la filogenia propuesta por los autores, el nuevo taxón, Cartorhynchus, aparece como un ictiosauromorfo ictiosauriforme no ictiopterigio (¡menudo follón!). También se sugiere que este clado se originó en lo que hoy es el sur de China, en una zona de archipiélagos de clima tropical, en el Triásico Inferior.

En cualquier caso, es un importante hallazgo para comprender mejor cómo, a principios del Triásico, y posiblemente como una respuesta a la terrible crisis del Pérmico, un grupo de diápsidos volvió al mar para terminar convirtiéndose en los famosos ictiosaurios que todos conocemos.

------------------------
Más información:
  • Referencia: Motani, R.; Jiang, D.; Chen, G.; Tintori, A.; Rieppel, O.; Ji, C.; Huang, J. 2014. A basal ichthyosauriform with a short snout from the Lower Triassic of China. Nature (advance online publication).
  • Imagen de la recreación en vida de Cartorhynchus por Jorge Aragón Palacios