6.11.14

El TITÁN de las tortugas europeas


A día de hoy es bien conocido por todos que, en Europa, vivieron tortugas gigantes terrestres durante millones de años. En España se tiene constancia de su hallazgo desde el siglo XIX. Además de su atractivo por haberse identificado ejemplares relativamente completos, por sus detalles anatómicos o por su gran tamaño, los datos sobre el descubrimiento de algunos de los ejemplares clásicos nos aportan información muy relevante sobre la historia de la ciencia y anécdotas de gran interés, en las que, incluso, algunos especialistas de hace más de un siglo justificaron los hallazgos mediante ciertos fenómenos parapsicológicos, como es el caso de la telepsiquia…


Anécdotas aparte, las tortugas gigantes europeas habían recibido, hasta ahora, escasa atención. De hecho, y a pesar de haberse descrito varias especies en diversos países europeos, a lo largo de un amplio rango temporal, ¡estas tortugas carecían de un nombre genérico válido! La mayoría de los hallazgos clásicos se produjeron en un momento en el que, siguiendo la tendencia originada en el siglo XVIII, Testudo era un cajón de sastre, en el que se incluían todas las tortugas terrestres, de todos los continentes. Posteriormente, tras la atribución de una tortuga francesa a un nuevo género, Cheirogaster, todas las tortugas gigantes europeas se consideraron como pertenecientes a ese género. Sin embargo, Cheirogaster es una tortuga primitiva, de relativo pequeño tamaño (cercano a 40 cm), y que nada tiene que ver con las tortugas gigantes Europeas, cuyos primeros representantes se identifican en yacimientos más de 20 millones de años posteriores a la época en que vivió Cheirogaster. Esta problemática acaba de ser solucionada. Por primera vez, las distintas especies de tortugas gigantes europeas (que habitaron entre hace unos 20 millones de años y menos de 2) han sido detalladamente analizadas y comparadas. Y, entre ellas, una de las grandes desconocidas era la especie española. Aunque se halló abundante material de esta tortuga en varios yacimientos españoles a lo largo de los primeros decenios de siglo XX, la mayoría de las piezas permanecían inéditas. Sin embargo, tal como se consideraba tradicionalmente, ese relevante material clásico desapareció durante la Guerra Civil, por lo que la información desgraciadamente desparació... Nada más allá de la realidad: un detallado trabajo de investigación, tanto en la colección de Paleontología de Vertebrados del Museo Nacional de Ciencias Naturales, como en los archivos fotográficos y manuscritos inéditos de dicha colección, ha permitido refutar dicha hipótesis. ¡La mayoría del material clásico se preserva en la actualidad!


El estudio del material clásico, unido al de ejemplares posteriormente hallados, ha permitido validar la especie española, “Testudobolivari, y proponer, por primera vez, una diagnosis para la misma. Sin embargo, esta investigación, recién publicada en la revista Zoological Journal of the Linnean Society, va mucho más allá. Por primera vez se propone una hipótesis sobre el origen, relaciones de parentesco y distribución, tanto temporal como geográfica, de las tortugas terrestres de medio y gran tamaño de Europa. Como resultado, todas especies de tortugas terrestres gigantes europeas, es decir, todas ellas de más de 1 m y longitudes que pueden ser cercanas a 2 m, distribuidas desde hace unos 20 millones de años, hasta tiempos relativamente recientes, son atribuidas a un nuevo género: Titanochelon.

La abundancia de material de este género de tortugas titánicas, no sólo caparazones sino también elementos apendiculares y material craneal, hace que éste sea uno de los géneros mejor conocidos en el registro de tortugas terrestres fósiles a nivel mundial.

Los resultados científicos de este trabajo se presentan hoy en el congreso de la Society of Vertebrate Paleontology, celebrado en Berlín. Además, la prensa de ayer y de hoy, además de varios programas de radio y de televisión, programados para los próximos días, recogen la noticia. Seguiremos informando.

-----
Más información:
  • Imágenes (de arriba a abajo): Ejemplar de Titanochelon bolivari procedente de Barajas (Madrid), correspondiente a la Fig. 27 del trabajo. Colección MAR / José Royo y Gómez (izquierda) y Eduardo Hernández Pacheco (derecha), supervisando las labores de preparación de uno de los ejemplares de Titanochelon bolivari, procedente de Alcalá de Henares (Madrid). Tomado de la Fig. 24 del trabajo. Colección ACN. / Fotografías clásicas del ejemplar asignado al lectotipo de Titanochelon bolivari, procedente de Alcalá de Henares. Corresponde a la Fig. 2 del trabajo. Colección ACN.
  • Referencia: Pérez-García, A.; Vlachos, E. 2014. New generic proposal for the European Neogene large testudinids (Cryptodira) and the first phylogenetic hypothesis for the medium and large representatives of the European Cenozoic record. Zoological Journal of the Linnean Society 172: 653-719.