27.11.14

Ilústranos... Andrey Atuchin

Después de un par de paleoilustradores clásicos, volvemos a la actualidad para hablar de un artista emergente, con una carrera relativamente reciente pero ya muy bien consolidada gracias a sus fantásticos trabajos. Seguidnos hasta Rusia para conocer a Andrey Atuchin. 


Andrey Atuchin nació en Prokópievsk, en el suroeste de Siberia (Rusia), el 10 de marzo de 1980. Residente en la actualidad en Kémerovo (también en Rusia, claro), Atuchin ha cursado estudios en Biología en la universidad Estatal de la misma ciudad. De hecho, así se define él, como zoólogo, paleoilustrador y paleontólogo amateur, con interés en la zoología, en la paleontología, la fotografía y la entomología (concretando un poco más dentro de la zoología).


Como suele ser habitual en estos casos, la pasión por el dibujo y los dinosaurios le viene desde pequeño. Cuenta que tenía varios libros de dinosaurios, y que siempre había soñado con que tuvieran información exhaustiva e imágenes de igual calidad, que fueran anatómicamente correctas; sin embargo, se decepcionaba porque se daba cuenta que dichos libros no eran demasiado correctos en ese sentido. Por eso decidió empezar a hacer sus propias ilustraciones, intentando que fueran lo más precisas posibles, utilizando como base todos los artículos científicos disponibles y necesarios para tal fin. Así, tiene en su haber una impresionante galería, no solo de dinosaurios, sino también de pterosaurios, reptiles marinos, cefalópodos, tetrápodos del Pérmico, peces y algunos mamíferos.


Las obras de Atuchin son coloridas pero a la vez resultan increíblemente realistas y naturales, nada forzadas. Su cuidado por el detalle es también encomiable: puedes ver en sus ilustraciones cada uno de los pelos, plumas, escamas, hojas o rugosidades que componen la superficie del organismo de turno. En ese sentido, varios de sus trabajos nos recuerdan también a los de Raúl Martín. En su galería podéis ver de todo: ilustraciones de animales actuales, dibujos de huesos, diagramas esqueléticos, organismos sobre fondos blancos y, por supuesto, también preciosas escenas complejas de paleoambientes y multitud de criaturas. ¿Y cómo las hace? Pues aunque también se maneja con lápices, tinta negra, pintura gouache y acrílicas, la mayoría de sus dibujos son pintura digital. Resulta curioso, no obstante, que algunos de sus últimos trabajos destinados a publicaciones, como el Europelta de Teruel que tenéis aquí debajo, tengan cierto aire a pintura tradicional aunque estén hechos digitalmente. 


Atuchin ha colaborado con sus trabajos en algunos libros, y últimamente es el encargado de ilustrar artículos sobre algunos llamativos descubrimientos dinosaurianos, como es el caso de Lythronax o de Kulindadromeus (por poner solo un par de ejemplos). Ha participado también en concursos, habiendo ganado, sin ir más lejos, la edición de 2011 del Concurso de Ilustraciones Científicas organizado por la Fundación para el estudio de los Dinosaurios en Castilla y León con el dibujo del saurópodo Demandasaurus (aquí debajo). Su obra realmente es digna de ser admirada, así que ya sabéis el procedimiento habitual: os ponemos aquí el enlace de su cuenta en Deviantart, y a disfrutar.