28.5.15

Resolviendo la filogenia de los placodontos... o no

Todos sabemos a estas alturas que China es una fuente inagotable de fósiles impresionantes, y que estos están ayudando en los últimos años a resolver (o a complicar todavía más) muchas ramas del árbol de la vida. Da igual que estemos hablando de dinosaurios, de otros grupos de reptiles, de invertebrados o de mamíferos: China tiene fósiles para todo el mundo.  También en los últimos años está contribuyendo muchísimo al estudio de los sauropterigios triásicos, con extraños especímenes que están modificando la filogenia. 

En un nuevo trabajo publicado recientemente en la revista Zoological Journal of the Linnean Society, Neenan y colaboradores describen en detalle por primera vez la anatomía craneal de las cuatro especies chinas de placodontos  descubiertas hasta la fecha: Sinocyamodus xinpuensis, Psephochelys polyosteoderma, Placodus inexpectatus y Glyphoderma kangi; para ello han realizado escaneos a través de tomografía micro-computerizada. 


Con toda la nueva información que extraen a partir del estudio detallado de estos cráneos, los autores del trabajo realizan dos análisis filogenéticos: el primero de ellos, utilizando todos los caracteres disponibles, para ver la ubicación de los placodontos dentro de Sauropterygia; el segundo, exclusivo de placodontos, para ver las relaciones de parentesco dentro del propio grupo, y utilizando solamente caracteres craneales (que son los que te dan la mayoría de la información en las filogenias de placodontos). En ambos análisis no se mencionan los taxones Psephosaurus  y Psephosauriscus, por ser taxones muy incompletos y conocidos solamente a partir de fragmentos del caparazón. Los resultados son dispares, y hay taxones que bailan bastante entre un análisis y otro. Aun así, se pueden extraer una serie de puntos en común entre ambos: Placodontia (y por encima de ellos, Placodontiformes) son un grupo monofilético (nada nuevo bajo el sol), al igual que los placodontos con concha, Cyamodontoidea (de nuevo, sin novedades importantes). Sinocyamodus aparece estrechamente emparentado con el género Cyamodus, como ya se había propuesto en trabajos previos; de la misma manera, Psephochelys y Glyphoderma caen dentro de Placochelydae, como también se esperaba. Además, Glyphoderma aparece en ambos análisis estrechamente emparentado con el taxón europeo Placochelys, y Macroplacus aparece situado cerca o dentro del clado de los placoquélidos.


Aunque queda mucho trabajo por hacer todavía (nuevos especímenes y también taxones clásicos por estudiar y escanear, para obtener más y mejor información), los autores también resaltan una serie de conclusiones que se pueden sacar de estos resultados: afirman que el origen del grupo de los placodontos, así como el de los placodontos con concha (cyamodontoideos), se sitúa en el Tethys occidental (lo que hoy es Europa), como demuestra el hecho de tener taxones estrechamente emparentados tanto de origen europeo como chino, sin restricciones biogeográficas. Proponen, por otro lado, un origen de Placochelydae en la provincia del Tethys oriental (China). Todos estos orígenes y diversificaciones habrían tenido lugar en poco tiempo, durante el Triásico Medio.

Está claro que todavía quedan muchas incógnitas por resolver, así que ya sabéis: seguiremos informando.


-----------------------------

Más información:
  • Referencia: Neenan, J. M., Li, C., Rieppel, O., Scheyer, T. M. 2015. The cranial anatomy of Chinese placodonts and the phylogeny of Placodontia (Diapsida: Sauropterygia). Zoological Journal of the Linnean Society (advance online publication). DOI: 10.1111/zoj.12277 
  • Imágenes: En la imagen superior, esquemas de los cráneos de Sinocyamodus xinpuensis (arriba izquierda), Placodus inexpectatus (arriba derecha), Glyphoderma kangi (abajo izquierda) y Psephochelys polyosteoderma (abajo derecha), modificada del artículo original. En la imagen del centro, las dos filogenias presentadas en el artículo: la de la izquierda incluyendo todo Sauropterygia, y la de la derecha exclusiva para Placodontiformes (modificado del artículo original). En la imagen inferior, reconstrucción en vida del placoquélido Psephoderma, por Nikolay Zverkov