29.4.15

Ilústranos... Davide Bonadonna

Tenemos muchos países a los que no nos hemos acercado todavía en esta sección nuestra de "Ilústranos...". Entre ellos se encuentra el país de la pasta y la pizza, la cuna del Renacimiento y el poderoso Imperio Romano: la bella Italia. Y nativo de este país es Davide Bonadonna, del que hablaremos hoy. ¿Nos acompañáis?


Nacido en Milán en 1968, Bonadonna reconoce que tiene una especie de "predisposición genética" hacia la ciencia, puesto que su abuelo era agrónomo y técnico en un zoo, y su padre y hermana son médicos. Él mismo tuvo una corta experiencia universitaria en la Facultad de Biología de Milán. Sin embargo, se graduó como ilustrador en el Instituto Europeo de Diseño de Milán. Durante más de 20 años estuvo trabajando como ilustrador médico y científico, pero no ha sido hasta hace relativamente poco que ha entrado en el mundo de la paleoilustración: en 2005 ilustró un libro para niños titulado "I Dinosauri" (DeAgostini), y en 2007 conoció al paleontólogo Simone Maganuco, gracias al cual pudo convertirse en paleoilustrador a tiempo completo. 


Bonadonna es muy crítico consigo mismo, y aspira a seguir aprendiendo y mejorando durante toda su vida: afirma que siempre encuentra fallos y cosas que mejorar en sus trabajos. De hecho, cree que en "I Dinosauri" su labor no es todo lo buena que podría ser, y recibió ciertas críticas en su momento. Eso solo le sirvió para decidir ponerse al día en el mundo de la paleontología y el conocimiento científico. De hecho, el salto de calidad de Bonadonna ha sido notable en poco tiempo, desde primeros trabajos con un estilo algo más de cómic (sobre todo patente en sus mamíferos) hasta pinturas mucho más elaboradas hoy en día. ¿Y respecto a su técnica? Pues bien, utiliza una mezcla de varias cosas: lápices primero (para el abocetado), tintas, acuarelas y témperas para las pinturas en sí, y finalmente usa la pintura digital para detalles, retoques y el acabado final. 


No acaba aquí la cosa, porque Davide Bonadonna no es solamente paleoilustrador, sino que trabaja también en otros campos del paleoarte: crea modelos digitales en 3D, y también realiza paleoescultura. Seguro que habréis visto más de algún modelo de alguna criatura extinta que sea obra suya. Y además, todavía sigue llevando a cabo trabajos de temática naturalista o científica que no tienen que ver con la paleontología. Es cierto que veréis mucho dinosaurio entre sus ilustraciones, pero el rango de criaturas extintas que ha traído a la vida es enorme y abarca a un montón de grupos distintos. 


Ya sabéis lo que viene para finalizar esta sección: palmarés, trabajos, colaboraciones... Ha ganado el Premio Lanzendorf tres veces, una en 2010 y dos en 2013; también ganó el International Dinosaur Illustration Contest de Lourinha (Portugal), en 2011, y obtuvo el tercer puesto en el IV Concurso de  Ilustraciones Científicas de Dinosaurios de la Fundacián Castilla y León en 2012. Está actualmente trabajando en diferentes proyectos gracias al estudio Geomodel, la principal compañía italiana de reconstrucción de animales prehistóricos a tamaño real. Sus pinturas y esculturas se pueden ver en diferentes exposiciones y museos italianos, pero también ha colaborado en libros, artículos y revistas. ¿Os suena su estilo? Normal: él es quién está detrás de todo el apartado visual (paleoilustraciones y esculturas) del mediático lavado de cara de Spinosaurus que tuvo lugar el año pasado. Podéis ver más en su página web (pelín abandonada últimamente) y en su página de Facebook