1.4.15

La tortuga punk del Jurásico de Europa


¿Quién ha dicho que las crestas son una moda surgida a finales de la década de 1970? Nada más allá de la realidad. Ya en el Jurásico, hace más de 150 millones de años, algunas tortugas lucían estas estructuras, aunque no en su cabeza, sino en el caparazón.

El grupo más abundante y diverso de tortugas costeras del Jurásico Superior de Europa era Plesiochelyidae. Estas tortugas habitaban las aguas cálidas y poco profundas que inundaban a gran parte de Europa, con un registro abundante en la Península Ibérica. Aunque la mayoría de estas formas tenían la estructura abovedada típica del caparazón dorsal de las tortugas, existían un género con una marcada cresta sagital: Tropidemys. Un nuevo trabajo, que acaba de ser publicado, identifica la presencia de esta tortuga con cresta en el registro portugués. Para efectuar su estudio, el registro de Tropidemys de varios países europeos ha sido revisado. Además de en Europa Central, y en la Península Ibérica, esta tortuga es reconocida en el  registro británico. Allí fue definida, hace casi siglo y medio, Pelobatochelys blakii, una tortuga cuya validez era, hasta ahora, puesta en duda. El nuevo estudio permite confirmar que se trata de una especie válida, pero es reasignada al género Tropidemys. Por lo tanto, el conocimiento sobre la diversidad y área de distribución de este género de tortugas jurásicas es notablemente mejorado.
_____
Referencia: Pérez-García, A. 2015. Revision of the British record of Tropidemys (Testudines, Plesiochelyidae) and recognition of its presence in the Late Jurassic of Portugal. Journal of Iberian Geology 41: 11-20. Enlace al artículo