20.10.15

Tortugas del Pleistoceno inferior de Quibas (Murcia) en las XXXI Jornadas de la SEP


Seguimos hablando de los trabajos sobre tortugas presentados en las XXXI Jornadas de la Sociedad Española de Paleontología. Sin embargo, esta vez cambiamos de escala: de tortugas gigantes pasamos a formas de pequeño tamaño, de no más de 30 cm. Además, damos un importante salto temporal para situarnos en el Pleistoceno y, más concretamente, en el Pleistoceno inferior de Quibas (Región de Murcia). Esta localidad ha aportado una abundante y diversa fauna, generalmente conocida por su registro de mamíferos, a los que se les ha dedicado mucha atención. Sin embargo, poco se sabía sobre las tortugas allí registradas. El trabajo presentado, cuyo título es “Análisis sistemático de las tortugas del Pleistoceno inferior de Quibas (Región de Murcia, España)”, se ha resumido como:

Los yacimientos paleontológicos del Pleistoceno inferior de la Sierra de Quibas (Región de Murcia, España) son de gran importancia por la cronología del registro que contienen y porque han aportado información sobre más de 70 taxones, correspondientes a varios clados de invertebrados (moluscos, crustáceos y miriápodos), así como de vertebrados (anfibios, reptiles, aves y mamíferos) (Montoya et al., 2001). Muchos de los taxones allí registrados, incluyendo algunos grupos de reptiles, han sido estudiados en detalle. Sin embargo, la información sobre las tortugas es extremadamente limitada.
En 2001, Montoya et al. presentaron un listado faunístico sobre la fauna de Quibas en el que se citaba la presencia de una especie de tortuga: la tortuga de Hermann o tortuga mediterránea (Chersine hermanni). Sin embargo, esa determinación no fue justificada, ni se describió ningún resto de tortuga procedente de ninguno de los niveles de esa localidad. Posteriormente, Lapparent de Broin et al. (2006) indicaron que, aunque el material de Quibas y de otros yacimientos ibéricos podría corresponder a especímenes de interés del linaje de la tortuga de Hermann, la información disponible, extremadamente limitada, no permitía su comparación con otros especímenes fósiles o con la actual tortuga mediterránea. Por lo tanto, para su identificación sistemática era necesario realizar su estudio detallado. Sin embargo, hasta ahora ningún resto de tortuga de Quibas ha sido figurado ni descrito, ni se ha aportado nueva información sobre estos restos.
La revisión de las colecciones de Quibas nos permiten identificar numerosos restos de quelonios, todos ellos correspondientes a formas terrestres. Aunque la mayoría de estos ejemplares están desarticulados y corresponden a piezas aisladas, se ha identificado gran parte de un caparazón, así como varios elementos apendiculares correspondientes al mismo individuo. No solo reconocemos restos de ejemplares adultos o subadultos, sino también de individuos juveniles. Este material es detalladamente estudiado, de manera que su atribución sistemática es analizada, evaluándose la validez de su atribución al linaje de Chersine hermanni y, concretamente, a la actual tortuga mediterránea, lo que supondría su referencia más antigua validada en el registro ibérico.
-----
Más información: