19.10.15

Tortugas gigantes del Mioceno portugués en las XXXI Jornadas de la SEP


Continuamos con los trabajos sobre tortugas ibéricas presentados en las XXXI Jornadas de la Sociedad Española de Paleontología. Si esta mañana hablábamos de tortugas gigantes del Eoceno, hoy continuamos con las del Mioceno. Y, más concretamente, con el registro portugués. Hasta ahora apenas se ha dicho nada del material representado en el mioceno de ese país. Sin embargo, la presencia de este grupo se identifica en varios yacimientos, lo cual permite realizar su estudio sistemático preciso.

El resumen de este trabajo, cuyo título es “Sobre la presencia de la tortuga gigante Titanochelon en el registro portugués”, es el siguiente:

Las tortugas terrestres actuales son miembros de Testudinidae, un clado muy abundante y diverso, identificado en varios continentes y representado en Europa desde el Eoceno. Las formas europeas actuales, tales como las dos especies presentes en la Península Ibérica, Testudo graeca y Chersine hermanni, son de relativo pequeño tamaño (menos de 30 cm de longitud del caparazón). Sin embargo, en el registro fósil de este continente es frecuente el hallazgo de formas de mayor talla, destacando el género de entre 1 y 2 metros de longitud Titanochelon, recientemente descrito, y reconocido como distribuido entre el Mioceno inferior y el Plioceno inferior de Europa, así como en la región occidental de Asia. A este género se han atribuido varias especies, siendo su especie tipo la única especie hasta ahora considerada como válida en el registro ibérico, Titanochelon bolivari. La presencia de esta especie fuera de España no ha sido, hasta ahora, justificada.
Aunque en el registro del Mioceno de Portugal también se identifican restos de testudínidos gigantes, que podrían corresponder a Titanochelon, esta atribución no ha sido justificada. De hecho, la mayoría de los restos permanecen inéditos. Se presenta aquí material procedente de varios yacimientos del Mioceno inferior, medio y superior (biozonas MN4, MN5 y MN9) del distrito de Lisboa. Su análisis permite evaluar la validez de la hipótesis que proponía su atribución a Titanochelon. Además, algunos de los caracteres preservados permiten conocer si ese país formaba también parte de la distribución paleobiogeográfica de Titanochelon bolivari, o si la especie allí registada corresponde a otra forma sincrónica.
-----
Más información: