23.1.13

Se describe el primer dinosaurio de Lo Hueco


Dice hoy la revista Plos One, que el estudio de parte del cráneo de un dinosaurio saurópodo hallado en 2007 en el yacimiento de Lo Hueco (Fuentes, Cuenca), ha permitido la reconstrucción en 3D del cerebro y el oído del animal y, consecuentemente, una aproximación alguna de sus habilidades.

No sorprenderá a ninguno de los lectores habituales de este blog, que el yacimiento de “Lo Hueco” fue descubierto durante las obras AVE Madrid-Levante y que la excavación permitió recuperar una de las mayores colecciones de huesos de dinosaurios disponible en Europa. Por primera vez se disponía de abundantes restos esqueléticos, algunos articulados y con material craneal asociado, de saurópodos titanosaurios del Cretácico Superior europeo (hace unos 70 millones de años). Sin embargo, mientras que ya se ha realizado trabajos sobre aspectos paleoambientales y otros grupos de vertebrados  la fauna de dinosaurios estaba aún inédita.

El cráneo que se publica hoy, aunque probablemente pertenezca a una nueva especie, presenta semejanzas con un animal coetáneo del registro francés, denominado Ampelosaurus. Pero el objetivo principal del trabajo que se presenta hoy no era el análisis sistemático del ejemplar, sino el análisis de su cerebro.


La aplicación de técnicas de tomografía computerizada y reconstrucción 3D por parte de investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC), de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y la Universidad de Ohio (Estados Unidos) ha permitido acceder a algunas estructuras internas del cráneo de este animal, como las cavidades que alojan el cerebro, los oídos y los pasajes de los nervios craneales. La forma de estas cavidades ha permitido reconocer la morfología de los órganos que contenían y esta forma ha permitido inferir algunos aspectos de su función.

Las conclusiones son llamativas, el cerebro de este animal es de unos 8 centímetros de longitud, un tamaño realmente pequeño para un animal que podría haber llegado a medir hasta 15 metros de largo, y, lo que es peor, presenta un escaso desarrollo. Sorprende también el pequeño tamaño de su oído interno, lo que indicaría que el saurópodo de Lo Hueco no estaría especialmente adaptado para mover rápidamente ni los ojos, ni la cabeza, ni el cuello… en resumen: 

ERA UN PEDAZO DE TORPE, LENTO Y POCO ÁGIL...

Pues muy bien, estábamos ya hartos de tanta dinosaur renaissance, y de tanta sangre caliente y tantos dinosaurios hiperágiles megaasesinos…, un torpe como los dinosaurios de toda la vida. 

Así que, estamos encantados con nuestro dinosaurio Forrest Gump... De todas formas, ya saben, un "tonto es el que dice tonterías" y, que tengamos noticias, este bicho aún no ha dicho ni pio.



-----
Más información:

2 comentarios:

Oscar dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=cUCb8_L8dWE

Daniajinn dijo...

Oye, de tontos nada, que los titanosaurios fueron los reyes del mambo en el Cretácico Superior :o