20.10.14

Las muñecas de los terópodos

Las diferencias entre los huesos de la muñeca de aves actuales y terópodos no aviarios suponían uno de los argumentos más utilizados para negar el origen dinosauriano de las aves ya que los terópodos más basales llegan a tener hasta 9 osificación distintas frente a las 4 que ocupan la muñeca de las aves. Un nuevo trabajo multidisciplinar, que combina la biología del desarrollo con la información obtenida a partir del registro fósil, arroja luz a una nueva hipótesis del desarrollo de los carpos en las aves actuales y propone una nueva nomenclatura para la osificación de los huesos de la muñeca.

El estudio de los embriones de pollo y otras especies se han realizado en detalle a través de una nueva técnica que permite un montaje del esqueleto cartilaginoso embrionario a partir de la inmunofluorescencia.

Imágenes de muestra de la técnica de inmunofluorescencia durante el desarrollo embrionario donde se muestra el cartílago formado por el radial-intermedio en las aves.

Los resultados muestran como, a través del desarrollo embrionario, surgen osificaciones conjuntas de distintos carpos de la muñeca. Los huesos que componen la parte proximoanterior, compuestos por el radial y el intermedio en dinosaurios no aviarios, se fusionan en aves para forma el escapoulnar. Algo similar sucede con los carpianos distales I y II que aparecen fusionados formando el semilunar de las aves. Además, los nuevos resultados muestran la desaparición del ulnar en las aves actuales que podría haber dejado de aparecer en terópodos como Allosaurus, cuya nomenclatura hubiese sido errónea en la diagnosis de muchos de los fósiles hallados, tratándose en realidad o bien del intermedio o bien del carpo distal II. Finalmente, la presencia del pisiforme en las aves actuales y fósiles como Sapeornis a diferencia de los terópodos no aviarios, excepto los más primitivos y algunos Ornithomimosaurios, supondría que dicho hueso fue readquirido en la evolución de este linaje probablemente ligado a la capacidad de vuelo de las aves.

Evolución de la muñeca del linaje de los terópodos

Los resultados obtenidos muestran que los cambios que se producen en la osificación de la muñeca no se deben a que las aves no pertenezcan al linaje de los dinosaurios, como se pretendía en base a esta controversia, sino que una de las adaptaciones clave para el vuelo fue la remodelación de los huesos carpianos.

---
Más información:
  • Botelho JF, Ossa-Fuentes L, Soto-Acuña  S, Smith-Paredes D, Nuñez-León D, et al. (2014) New Developmental Evidence Clarifies the Evolution of Wrist Bones in the Dinosaur–Bird Transition. PLoS Biol 12(9): e1001957. doi:10.1371/journal.pbio.1001957