8.6.21 0 comentarios

'Evoluciona o extínguete', un juego educativo de temática paleontológica en el XIX EJIP


Otro de los trabajos presentados en la reciente XIX edición del Encuentro de Jóvenes Investigadores en Paleontología (EJIP) celebrado en Coimbra (Portugal), fue la comunicación "Evoluciona o extínguete: un juego educativo para acercar la Paleontología y el trabajo de las paleontólogas al alumnado de Educación Secundaria", en la que estaban implicados varios miembros del Grupo de Biología Evolutiva de la UNED. Durante la presentación, a cargo de Ane de Celis, se explicó el funcionamiento de este recurso didáctico que se puso en marcha el pasado mes de febrero, dentro de la iniciativa 11F para celebrar el Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia. 'Evoluciona o extínguete' es un juego online con más de doscientas preguntas con el que se pretende acercar el trabajo de mujeres paleontólogas a estudiantes de Secundaria. A continuación os dejamos el resumen: 

Numerosos estudios recientes en materia educativa recogen los beneficios que supone el uso de juegos educativos en la docencia, tales como un incremento del interés, la motivación y el aprendizaje de los discentes. ‘Evoluciona o extínguete’ es un juego de mesa creado con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, que se celebra el 11 de febrero. En el juego se incluyen más de 200 preguntas sobre la historia de la vida en la Tierra y contiene información de más de 100 paleontólogas, geólogas y otras científicas de relevancia nacional e internacional en Paleontología, tanto de la actualidad como del pasado. El juego, que es gratuito, está alojado en la plataforma Genial.ly, es muy versátil y permite su uso tanto de forma individual y autónoma como en grupos guiados por docentes. Puede ser utilizado tanto en sesiones presenciales como online; en este último caso mediante su integración con Kahoot. En este juego, cada equipo comienza en los albores de la vida en nuestro planeta Tierra y trata de llegar hasta el presente intentando librar a su equipo de la extinción. Para avanzar por este tablero de serpientes y escaleras las personas que participan deben responder correctamente a preguntas sobre el período en el que se sitúa la casilla donde se encuentran. La primera sesión práctica de este juego se realizó online y contó con veintitrés participantes de casi todos los ciclos educativos, desde infantil hasta doctorado. Los cuestionarios realizados tras esta sesión de juego mostraron un alto grado de satisfacción y buen aprendizaje de los asistentes, tanto a nivel paleontológico como en lo referente al trabajo de muchas paleontólogas que los participantes desconocían. Los resultados de este primer test indican que este juego se ajustaría a un nivel educativo de ESO (preferiblemente segundo ciclo) y Bachillerato.

Más información:
  • Referencia: de Celis A, Guerrero A, Perales-Gogenola L, Narváez I, Páramo A, Suárez-Bilbao A, de Miguel C, Cuesta E, Marcos-Fernández F, Sanguino F, Martín-Jiménez M, Onrubia M, Barrios-de Pedro S. 2021. Evoluciona o extínguete: un juego educativo para acercar la Paleontología y el trabajo de las paleontólogas al alumnado de Educación Secundaria. In: de Celis A, Guerrero A, Mocho P, Páramo A, Beccari V, Caprichoso C, Colmenar J, Garcia GG, Jacinto A, João P, Malafaia E, Pais V, Pereira S, Silvério G (Eds). Abstract book of the XIX EJIP, Coimbra, Portugal, p. 37.
25.5.21 1 comentarios

Análisis de las estructuras tróficas del Eoceno medio español en el XIX EJIP



Los vertebrados del Eoceno medio peninsular han tenido su momento en la XIX edición del Encuentro de Jóvenes Investigadores en Paleontología (EJIP) celebrado recientemente en Coimbra. En este encuentro se presentó en formato póster un análisis preliminar de las relaciones tróficas y sus interacciones interespecíficas de las faunas de vertebrados terrestres fósiles identificadas en las cuencas de las regiones central y noreste del Eoceno medio peninsular. Aquí tenéis el resumen: 

El registro fósil de vertebrados del Eoceno medio de la península ibérica se caracteriza por su alta endemicidad y por la diferenciación faunística existente entre las cuencas surpirenaicas al este, y Duero al oeste. Este estudio analiza las faunas de vertebrados en estas regiones por separado como en el conjunto de la península ibérica con el objetivo de avanzar en la comprensión de las condiciones ecológicas y las presiones evolutivas que condujeron al alto grado de endemismos durante el Eoceno medio. La metodología empleada consiste en la recopilación bibliográfica de un listado de especies descritas en los niveles de referencia biocronológica MP13-17 (Bartoniense), un análisis de las relaciones tróficas y su representación mediante el software para análisis y visualización de redes Gephi, y un análisis de las interacciones interespecíficas de la fauna de ambas regiones agrupándolas en las categorías tróficas depredador y presa. Los resultados obtenidos muestran claras diferencias entre los valores de conectancia entre las cuencas y una gran diferenciación faunística (dos especies en común y aproximadamente 1/3 de taxones compartidos). Respecto a la composición de los ecosistemas, se han obtenido valores inversos en el número de presas de pequeño y gran tamaño y entre el tamaño de los depredadores y su papel en el medio. Los datos confirman la hipótesis de la existencia de dos paleobioprovincias faunísticas, además de aportar información relevante sobre la estructura de las comunidades y sus tendencias evolutivas. El incremento en el conocimiento del funcionamiento de las comunidades sienta las bases para futuros estudios, que deberían ser completados con un mayor número de taxones y una revisión taxonómica, en especial de los depredadores, una de las grandes limitaciones de este trabajo. Finalmente, un análisis futuro entre las faunas peninsulares y europeas resultaría interesante para delimitar el papel de los factores climáticos en esta regionalización.

Más información:
  • Corredera MH, Santos FE, Coloma FO. 2021. Análisis de las estructuras tróficas del Eoceno medio ibérico: comparación entre las faunas de vertebrados de las cuencas del Duero y del Pirineo Oriental. In: de Celis A, Guerrero A, Mocho P, Páramo A, Beccari V, Caprichoso C, Colmenar J, Garcia GG, Jacinto A, João P, Malafaia E, Pais V, Pereira S, Silvério G (Eds). Abstract book of the XIX EJIP, Coimbra, Portugal, p. 39.
21.5.21 0 comentarios

Reconstrucción 3D de la pata articulada de un reptil cretácico ibérico en el XIX EJIP



La pasada semana, entre los días 12-15 de mayo, se celebró la XIX edición del Encuentro de Jóvenes Investigadores en Paleontología (EJIP). El encuentro, con sede en Coímbra (Portugal), se realizó en formato online.

Varios de los integrantes del Grupo de Biología Evolutiva de la UNED han aprovechado esta ocasión para presentar el trabajo titulado “Application of CT-scanner tech for the reconstruction of an articulated reptile hindlimb from the Iberian Upper Cretaceous fossil record”. Mediante esa presentación se planteó una breve explicación del uso y aplicación del escaneo con tomografía computarizada (CT-scan) como metodología para el estudio de un ejemplar fósil. En el presente estudio, se genera un modelo 3D de un ejemplar articulado procedente del Maastrichtiense (Cretácico Superior) de la Península Ibérica (Basturs, Lleida, Cataluña), con el objetivo de facilitar potencial el estudio futuro detallado de la anatomía de cada uno de los elementos óseos que lo componen. Para ello, se empleó el software Avizo 7.1 (VSG), mediante el cual se pudo eliminar virtualmente el sedimento del ejemplar estudiado y, posteriormente, generar la superficie de cada uno de los huesos obteniendo el modelo 3D final. Además, se hizo uso de la impresión 3D, con el fin de obtener una réplica exacta, y al doble del tamaño original, que permitiera manejar y estudiar de forma directa el ejemplar sin tener que recurrir a la manipulación del material original. La aplicación de este tipo de metodología fue altamente útil, puesto que permitió la observación y descripción detallada de la anatomía del ejemplar de Basturs, además de una mayor precisión en la clasificación sistemática del ejemplar.


A continuación, os dejamos el resumen, en inglés, correspondiente a este trabajo:

Computational technologies for 3D-modelling have been improved greatly over the last decades. Thus, CT-scanning is an increasingly widespread tool in paleontological research: digitalization of fossils can provide relevant information while avoiding the use of invasive techniques (e.g., removal of sediment, disarticulation of some elements, or cutting to observe hidden or internal structures).
We build a 3D-model of an articulated and unpublished fossil specimen from a Spanish Upper Cretaceous (Maastrichtian) site in Lleida, Catalonia, to provide additional information for its potential anatomical and systematic analysis. The specimen, a partial hindlimb preserving two distal tarsals and metatarsals II-V of an indeterminate squamate, was scanned at the “Servicio de Técnicas No Destructivas”, of the “Museo Nacional de Ciencias Naturales” (Madrid, Spain), segmented and 3D reconstructed. We used a high-resolution scanner Nikon XT H-160, accomplishing a voxel size of 0.127. The files obtained (in .DICOM format) were processed using the software Avizo 7.1 (VSG). The bone material and the sediment were reconstructed separately, so that the latter could be virtually removed; each bone was identified by a different color in the complete model. In addition, the bones were 3D-printed individually with an Ultimaker 3D Extended at a 2:1 scale using a polyvinyl acetate polymer.
Since all surfaces covered by sediment or hidden by bones in the specimen were virtually reconstructed, their subsequent observation in the 3D printed model can greatly enhance their identification as well as their anatomical and systematic study. The implementation of these technologies can provide an invaluable help to understand the anatomy of this fossil, notably increasing the limited number of relevant characters from a systematic point of view that were available through direct visual observation.

   Más información:
  • Referencia: Cabezuelo Hernández, A., Martín-Jiménez, M, Serrano-Martínez, A., Pérez-García, A., 2021. Application of CT-scanner tech for the reconstruction of an articulated reptile hindlimb from the Iberian Upper Cretaceous fossil record. In: de Celis A, Guerrero A, Mocho P, Páramo A, Beccari V, Caprichoso C, Colmenar J, Garcia GG, Jacinto A, João P, Malafaia E, Pais V, Pereira S, Silvério G (Eds). Abstract book of the XIX EJIP, Coimbra, Portugal, p. 36.
  • Imágenes. Arriba: Diapositiva correspondiente a la presentación del trabajo. Abajo: Impresión 3D, en acetato de polivinilo, del ejemplar del Maastrichtiense (Cretácico Superior) de Basturs (Lleida, Cataluña), con los elementos óseos desarticulados mediante el procesado digital.
19.5.21 0 comentarios

Un resumen del Encuentro de Jóvenes Investigadores en Paleontología de Coimbra (XIX EJIP)


Durante la semana pasada, del 12 al 15 de mayo, se celebró la decimonovena edición del Encuentro de Jóvenes Investigadores en Paleontología (EJIP). El Comité Organizador, formado por jóvenes investigadores en Paleontología de distintas instituciones portuguesas y españolas, incluía diversos miembros del Grupo de Biología Evolutiva de la UNED, y eligió la ciudad de Coimbra (Portugal) como anfitriona de esta edición.


El encuentro contó con la participación de más de noventa jóvenes investigadores de distintos países, incluyendo España, Portugal y Argentina. Se han presentado más de sesenta trabajos científicos, además de cuatro charlas magistrales. Durante el congreso se han llevado a cabo tres workshops de fotografía de fósiles de invertebrados, de fotogrametría, y de conservación y restauración de vertebrados fósiles. Los participantes han podido también asistir a un workshop de Morfometría Geométrica ofrecido por Transmitting Science. Además, se ha realizado la segunda edición de la Mesa Redonda sobre Patrimonio Paleontológico, en la que se ha discutido la importancia de la protección y conservación del patrimonio paleontológico, su valor científico, socioeconómico y sociocultural, así como el encuadramiento legal y las herramientas disponibles para garantizar su protección.


El increíble patrimonio histórico y cultural de la ciudad de Coimbra, que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2013, ha inspirado la elección del tema “Patrimonio Paleontológico y Divulgación” para el XIX EJIP. Lamentablemente, la modalidad online no nos ha permitido realizar las salidas de campo que habíamos planteado para visitar algunos de los puntos de interés paleontológico de la región: por un lado (al este), el Paleozoico de la Zona Centroibérica y por el otro (al oeste) el notable Mesozoico de la Cuenca Lusitana. La Sierra de Buçaco, el Cabo Mondego y la comarca del Rabaçal son ejemplos de este patrimonio, pero existen muchos otros que podríamos enumerar en la región. ¡Lo dejaremos para una próxima oportunidad!

A modo de resumen de la participación del GBE en el XIX EJIP de Coimbra aquí dejamos un listado de los trabajos presentados y demás actividades (iremos ampliando información en los próximos día):

Para más información sobre el XIX EJIP de Coimbra puedes visitar su blog aquí. Puedes descargar el volumen con los resúmenes del congreso aquí

12.5.21 0 comentarios

Pleurosternon moncayensis en los medios



La descripción de la nueva especie de tortuga primitiva Pleurosternon moncayensis, publicada en la revista Historical Biology a partir de un ejemplar descubierto en un yacimiento situado en la localidad española de Ágreda (región de Moncayo, provincia de Soria), ha despertado la atención de los medios de comunicación. Tanto El Día de Soria como CyLTV realizaron reportajes sobre la tortuga más antigua identificada en la Cuenca de Cameros: 
En CyLTV realizaron una pequeña entrevista a Marcos Martín-Jiménez, uno de los firmantes del artículo. Ahí lo dejamos:

10.5.21 0 comentarios

Trabajos presentados en el “International Meeting on the Secondary Adaptation of Tetrapods to Life in Water”



Varios integrantes del Grupo de Biología Evolutiva de la UNED han presentado trabajos durante el 9th International Meeting on the Secondary Adaptation of Tetrapods to Life in Water. Este año el SECAD se ha organizado desde Chile y se ha celebrado virtualmente entre los días 19-23 de abril.



A continuación, os dejamos los resúmenes de los trabajos presentados por los integrantes del Grupo de Biología Evolutiva de la UNED:

FIRST STEPS FOR A MORPHOMETRIC APPROACH TO THE SEXUAL DIMORPHISM OF EUROPEAN EXTINCT PLEURODIRAN TURTLES:
The study of sexual dimorphism in the fossil record can provide relevant data about the social structure of several extinct species. Information about this variability is unknown for most vertebrate extinct species, since a considerable sample size and a good preservation are generally necessary to perform such studies, especially when the objective is to analyze sexually variable characters through a quantitative approach. Turtles are a peculiar group of reptiles, characterized by the presence of a shell. Some characters associated with sexual dimorphism can be recognized in this osseous structure. Given that several turtle lineages are part of the current biodiversity, the analysis of their dimorphism can help to understand that of some extinct forms. Thus, a wide variety of sexually dimorphic characters has been demonstrated for extant taxa, opposite trends for some characters occurring between males and females of several lineages. However, relatively few studies focused on sexual dimorphism in extinct forms are available. This study aims to analyze and synthesize the sexual dimorphism present in one of the two clades that is part of the crown Testudines: Pleurodira. This clade is known from the Upper Jurassic to the present and, although it is currently restricted to intertropical regions, its distribution in the past was much greater, being very abundant in both the Upper Cretaceous and the Eocene records of Europe. To achieve the proposed objective, sexual dimorphism was evaluated in the most relevant and best-represented lineages of pleurodiran turtles in the European record, especially considering the taxa recorded in south-western Europe, which belong to Dortokidae, Bothremydidae and Podocnemididae. The morphotypes of the analyzed European species recognized as potentially attributable to sexual dimorphs were compared not only with other extinct forms but also with extant representatives of Podocnemididae, Pelomedusidae and Chelidae. Comparisons were made both by the first-hand study of some specimens and by analyzing the information available in the literature. The sexual variability was analyzed through a quantitative approach, with the landmark-based geometric morphometric method, providing precise results through objective analysis and graphic tools for its quantification and visualization. Thus, several statistical techniques were used to extensively identify and characterize the shell elements affected by sexual variation. The results evidence a significant sexual dimorphism in most pleurodiran lineages, specifically, in the morphology of the anal notch. The comparison of the sexual dimorphism between the main clades provides information to understand different trends acquired throughout the evolutionary history of Pleurodira.

FIRST THREE-DIMENSIONAL NEUROANATOMICAL AND CRANIAL RECONSTRUCTION OF A BOTHREMYDID TURTLE (TESTUDINES, PLEURODIRA)
El uso de la tomografía axial computarizada (TAC) para estudios neuroanatómicos es una técnica no invasiva muy útil para analizar las cavidades craneales y las estructuras internas. Desde finales del siglo veinte, la utilización de estas herramientas ha sido empleada para el estudio de varios taxones extintos de vertebrados. La aplicación de esta técnica para el análisis de tortugas fósiles es más reciente que en otros grupos como en cocodrilos, dinosaurios o mamíferos. De esta manera, la primera reconstrucción neuroanatómica de una tortuga extinta, correspondiente a la de Plesiochelys etalloni del Jurásico Superior europeo, fue publicada hace menos de diez años. Aunque en la actualidad hay disponibles modelos tridimensionales correspondientes a reconstrucciones neuroanatómicas en diferentes clados de tortugas (incluyendo taxones basales y derivados), la información sobre la neuroanatomía de Pleurodira permanece aún muy escasa. De hecho, aunque se han incluido algunas reconstrucciones neuroanatómicas parciales de miembros actuales de Pleurodira en estudios comparativos, tan solo ha sido publicada la neuroanatomía de dos especies fósiles, ambas miembros de Podocnemidoidae. El clado extinto Bothremydidae es uno de los linajes de tortugas pleurodiras mejor representado en el registro fósil durante el Cretácico y Paleógeno de varios continentes, tanto en Laurasia como en Gondwana. A pesar de la gran diversidad y abundante cantidad de restos fósiles disponibles de este exitoso grupo, los únicos estudios disponibles actualmente sobre su neuroanatomía, fueron publicados en los años 1960 y 1970, anterior a la utilización del TAC para sus análisis. La primera de estas publicaciones corresponde al estudio de un molde artificial de látex, y el segundo a un molde fósil natural, ambos pertenecientes a taxones norteamericanos. De esta manera, hasta la fecha de hoy no existe ninguna reconstrucción neuroanatómica completa en este grupo. Como resultado, se presenta aquí la primera reconstrucción tridimensional de la anatomía craneal y la neuroanatomía dentro del clado Bothremydidae. Además, se establece un marco comparativo a partir de la reconstrucción neuroanatómica y el análisis de varias especies de tortugas pleurodiras actuales, correspondientes a varios linajes, observando que los caracteres neuroanatómicos más variables para este grupo corresponden a la forma de la región olfatoria, la expansión lateral de los hemisferios cerebrales, y el desarrollo de la rama vidiana del nervio facial.

A NEW SPECIMEN OF THE TRIASSIC BIZARRE SAUROPTERYGIAN PALUDIDRACO MULTIDENTATUS
El Atance is an Upper Triassic fossil site located on the coast of the El Atance reservoir near Sigüenza (Guadalajara Province. Spain). The site has provided several remains of sauropterygians, including two recently described new taxa, the placodont Parahenodus atancensis and the eosauropterygian Paludidraco multidentatus. The latter is the most abundant sauropterygian there, several individuals being recovered. However, all the information published so far about this form is limited to that corresponding to a relatively complete skeleton (the holotype) and an isolated skull (the paratype), only a brief description being currently available about them. Paludidraco multidentatus is a bizarre simosaurid nothosauroid closely related to Simosaurus gaillardoti, from the Middle Triassic of Europe. Opposite to Simosaurus gaillardoti and other Triassic eosauropterygians, Paludidraco multidentatus has been interpreted as a slow swimmer with filter-feeding habits. Thus, it shows a highly pachyostotic postcranial skeleton and displays a specialized cranial anatomy. Here we present an unpublished specimen of Paludidraco multidentatus, currently under study. This specimen is represented by a partially articulated postcranial skeleton. It presents some posterior cervical vertebrae, the complete dorsal series, and some vertebrae of the sacral region, as well as some appendicular elements and both pectoral and pelvic girdles. This individual is larger than the holotype, and the pachyostosis of the vertebrae and ribs being more developed. Its detailed study, and the comparisons with the holotype, will provide new anatomical information about the species, and will help to broaden the range of intraspecific variability of Paludidraco multidentatus.

THE IBERIAN RECORD OF THE UPPER JURASSIC COASTAL TURTLE PLESIOCHELYS: AN UPDATE
Thalassochelydia (Testudines, Eucryptodira) is currently recognized as the most diverse clade of turtles in the Upper Jurassic fossil record of the Iberian Peninsula. The Upper Jurassic genus Plesiochelys is a member of a successful clade of coastal turtles belonging to Thalassochelydia: the exclusively European clade Plesiochelyidae. This genus shows a relatively abundant record in several European countries (i.e. Switzerland, France, and United Kingdom). Although it has also been recognized in the Iberian Peninsula, only scarce and fragmentary material was identified there, from Tithonian levels. These remains come from two localities, one in Spain and the other in Portugual. The limited availability of characters in these fossils did not allow their specific attribution, so that they were identified as Plesiochelys sp.
New and well-preserved Iberian shells attributable to Plesiochelys, found in two Tithonian outcrops where no remains of this genus had been recognized until now (both located in the Portuguese area of Torres Vedras, in levels corresponding to the Sobral Formation), are presented here. Shell characters not preserved in the previously identified fossils from Spain and Portugal, but considered in the specific diagnoses of the members of the genus, are identified for the Iberian material for the first time. Despite the relatively abundant record of Plesiochelys in Europe, no species that inhabited during the Tithonian was recognized by the shell. Therefore, the new Iberian remains could increase the diversity of the group, or the stratigraphic and geographical distribution of some of the species until now exclusive to other European countries. Furthermore, the potential reattribution to Plesiochelys of one of the oldest thalassochelydian shells identified so far, corresponding to a Spanish Oxfordian specimen with doubtful genetic attribution (i.e., the holotype and only known specimen of ‘Hispaniachelys prebetica’), is discussed. The confirmation of this hypothesis would expand the stratigraphic range of the genus, until now restricted to the Kimmeridgian and Tithonian. Taking all this into account, the specific diversity of Plesiochelys in the Iberian fossil record is discussed.


Más información: 
30.4.21 0 comentarios

Variabilidad morfológica y caracterización del caparazón de la tortuga basal Pleurosternon bullockii (Paracryptodira, Pleurosternidae)


El taxón británico Pleurosternon bullockii corresponde al miembro mejor representado de Pleurosternidae, siendo este linaje de Paracryptodira el único de tortugas acuáticas basales (stem Testudines) identificadas en los registros de Europa del Jurásico Superior y Cretácico Inferior. A pesar de la gran cantidad de especímenes disponibles de este taxón, encontrados hace más de un siglo, la mayoría de ellos han permanecido inéditos o han sido apenas estudiados.

En este contexto, acaba de ser publicado en la revista Cretaceous Research el primer estudio detallado de la variabilidad morfológica del caparazón de Pleurosternon bullockii. Se han analizado, aproximadamente, sesenta ejemplares del registro británico, siendo la gran mayoría del Berriasiense. La disponibilidad de un número tan elevado de especímenes, la gran mayoría bien preservados, es una condición única para una tortuga europea del Cretácico Inferior y excepcional para el registro mesozoico a nivel mundial. Así, la anatomía del caparazón de Pleurosternon bullockii ha sido caracterizada en detalle, tanto desde una perspectiva cualitativa como cuantitativa. Se ha utilizado el método de morfometría geométrica para desarrollar el enfoque cuantitativo, además, se han aplicado diversos análisis estadísticos con el fin de identificar y caracterizar los elementos del caparazón afectados por un mayor rango de variabilidad.

Los resultados han evidenciado un rango significativo en la variabilidad de forma en varios elementos del caparazón del estadio adulto de Pleurosternon bullockii, tanto en lo que respecta a la variabilidad resultado del dimorfismo sexual como en la de polimorfismos. Asimismo, varios caracteres del caparazón se han caracterizado por primera vez o reinterpretado en este taxón, proponiéndose una diagnosis enmendada para el mismo.

-----
Más información:
  • Referencia: Guerrero, A., Pérez-García, A. 2021. Morphological variability and shell characterization of the European uppermost Jurassic to lowermost Cretaceous stem turtle Pleurosternon bullockii (Paracryptodira, Pleurosternidae), Cretaceous Research, DOI: 10.1016/j.cretres.2021.104872
  • Imagen: Caparazones de algunos de los ejemplares de Pleurosternon bullockii (Paracryptodira, Pleurosternidae) analizados en este estudio, del Berriasiense (Cretácico Inferior) de Swanage (Dorset, Inglaterra).

13.4.21 1 comentarios

El registro ibérico de la tortuga jurásica costera Plesiochelys


Un único caparazón parcial de la tortuga del Jurásico Superior Plesiochelys era hasta ahora conocido en el registro portugués. En contraste, varios hallazgos del plesioquélido Craspedochelys habían sido realizados en la Cuenca Lusitánica. Además, otros miembros de Thalassochelydia eran también conocidos en los niveles del Jurásico Superior de esa región (el plesioquélido Tropidemys y el no plesioquélido Hylaeochelys kappa), una relativa alta diversidad habiendo siendo notificada.

Se presentan y analizan, en un nuevo trabajo que acaba de ser publicado en la revista Historical Biology, dos caparazones articulados procedentes de dos localidades de Torres Vedras (Portugal) en las que la presencia de tortugas fósiles no había sido hasta ahora notificada: Silveira y São Pedro da Cadeira. Provienen del Titoniense inferior (Jurásico Superior). Ambos son identificados como pertenecientes a Plesiochelys, y preservan elementos anatómicos no conocidos en el único resto del registro portugués previamente atribuido a este género, de manera que caracteres hasta ahora no discutidos pueden ser considerados. La comparación entre los nuevos ejemplares, así como con ese espécimen, permite reconocer varias diferencias entre ellos. Sin embargo, todas ellas son identificadas como compatibles con la variabilidad intraespecífica notificada para los representantes de este género. Así, los tres especímenes portugueses son reconocidos como compatibles con una única forma, más joven que las dos únicas especies de Plesiochelys de las cuales el caparazón era conocido: Plesiochelys etalloni, cuya presencia ha sido confirmada en el Kimmeridgiense del macizo del Jura y del sur de Inglaterra; y Plesiochelys bigleri, exclusiva del Kimmeridgiense del macizo del Jura. Únicamente otro hallazgo de Plesiochelys había sido previamente notificado en el registro del Titoniense de la península ibérica: material fragmentario del caparazón de varios individuos, hallado en la localidad turolense de Galve. La disponibilidad de caracteres en estos restos muestra que eran compatibles con la especie presente en Portugal.



Uno de los registros más antiguos de Thalassochelydia a nivel global correspondía a aquel del enigmático taxón ‘Hispaniachelys prebetica’, que fue interpretado, en su publicación original, como una tortuga basal (ya sea como un miembro de Paracryptodira o de un linaje más primitivo), pero excluyéndose su atribución a Plesiochelyidae. Su holotipo y único espécimen identificado de esa especie proviene del Oxfordiense superior de Jaén, y fue recientemente reinterpretado como como un miembro indeterminado de Plesiochelyidae, el taxón ‘Hispaniachelys prebetica’ pasando a ser considerado como un nomen dubium. La atribución de ese ejemplar al género Plesiochelys es realizada mediante el nuevo estudio. Por lo tanto, el espécimen corresponde al registro más antiguo de este género, reconocido en varios países europeos mediante abundantes restos del Kimmeridgiense y del Titoniense. De hecho, únicamente otro hallazgo pre-Kimmeridgiense de Plesiochelyidae había sido hasta ahora identificado a nivel genérico para el conjunto del registro europeo, habiéndose realizado también en la península ibérica: la identificación de un caparazón de Craspedochelys en el Oxfordiense superior de la Cuenca Lusitánica. La disponibilidad de caracteres en el espécimen del Oxfordiense de Jaén permite confirmar su validez específica, la nueva combinación Plesiochelys prebetica siendo propuesta. De esta manera, la presencia de al menos dos formas de Plesiochelys es reconocida para el registro ibérico, una de ellas siendo la más antigua hasta ahora notificada para este género (la única identificada en niveles anteriores al Kimmeridgiense medio), y la otra siendo más joven que las dos conocidas mediante el caparazón (la presencia de ambas siendo únicamente confirmada en el Kimmeridgiense, en contraste con el representante ibérico del Titoniense). La forma del Titoniense de la península ibérica es considerada aquí como Plesiochelys sp., dado que la actual disponibilidad de material, exclusivamente correspondiente a restos del caparazón, no permite su comparación con la otra especie de Plesiochelys actualmente reconocida como válida, Plesiochelys planiceps, que también habitó en el Titoniense. Así, esa especie, actualmente exclusiva del registro británico, es únicamente conocida mediante el cráneo.

-----
Más información:
  • Referencia: Pérez-García, A.; Ortega, F. 2021. New finds of the turtle Plesiochelys in the Upper Jurassic of Portugal and evaluation of its diversity in the Iberian Peninsula. Historical Biology, DOI: 10.1080/08912963.2021.1903000
  • Figuras: Dos caparazones de Plesiochelys presentados en el nuevo trabajo. Ambos provienen del Titoniense (Jurásico Superior) de la Cuenca Lusitánica, y corresponden a la colección de paleontología del Laboratório de Paleontologia e Paleoecologia da Sociedade de História Natural (Torres Vedras, Portugal): SHN.018 (arriba), procedente de Casal Valverde (Silveira, Torres Vedras) y SHN.JJS.023 (abajo), procedente de Foz (São Pedro da Cadeira, Torres Vedras).
12.4.21 0 comentarios

Nuevo pleurostérnido del Moncayo y neuroanatomía de Pleurosternidae



El esqueleto parcial de una tortuga primitiva, atribuible al linaje de Pleurosternidae, es analizado en un nuevo trabajo que acaba de ser publicado en la revista Historical Biology. El espécimen procede de un yacimiento localizado junto a la transición Jurásico-Cretácico (Titoniense superior-Berriasiense basal), en la localidad española de Ágreda (región de Moncayo, provincia de Soria). Hasta el momento ningún resto de tortugas de este grupo había sido hallazgo en la región. De hecho, el hallazgo representa la tortuga más antigua identificada en la Cuenca de Cameros. Además de varias placas del caparazón desarticuladas, el espécimen conserva el cráneo parcial, que corresponde al primer resto craneal de este grupo de tortugas identificado en la península ibérica, y al tercero para el conjunto del registro europeo, los dos previamente conocidos siendo de Gran Bretaña.



Varios representantes de Pleurosternidae ibéricos han sido descritos, a lo largo de la última década, en niveles próximos a la transición entre el Jurásico y el Cretácico, hace unos 145 millones de años. Sin embargo, el esqueleto hallado en Ágreda no es atribuible a ninguno de ellos, siendo reconocido como perteneciente a una nueva especie, cercanamente emparentada con la especie británica Pleurosternon bullockii. Por tanto, se ha descrito la nueva especie de Pleurosternon de la región de Moncayo: Pleurosternon moncayensis. En este trabajo también se ha revisado la diversidad de Pleurosternidae para el registro Europeo, identificándose como válidas cinco especies que habitaron en torno a la transición Jurásico-Cretácico, pero no reconociéndose ninguna en el lapso de algo más de 30 millones de años que las separa de la última especie hasta ahora conocida, que vivió al final del Cretácico Inferior, en Teruel.



La primera reconstrucción sobre la neuroanatomía de un pleurostérnido es presentada en el nuevo trabajo, a partir del procesamiento de la información resultante de la tomografía axial computarizada aplicada al cráneo de la nueva especie ibérica. La morfología de varios de los elementos reconstruidos, especialmente la de los oídos internos, ha permitido confirmar la identificación de los pleurostérnidos como tortugas acuáticas. De hecho, el estudio neuroanatómico de Pleurosternon moncayensis supone el primero realizado para una tortuga primitiva de agua dulce.

-----
Más información:
  • Referencia: A. Pérez-García, M. Martín-Jiménez, M. Aurell, J.I. Canudo & D. Castanera (2021): A new Iberian pleurosternid (Jurassic-Cretaceous transition, Spain) and first neuroanatomical study of this clade of stem turtles, Historical Biology, DOI: 10.1080/08912963.2021.1910818
  • Figuras (de arriba abajo): Reconstrucción virtual del cráneo parcial del nuevo pleurostérnido español  Pleurosternon moncayensis, mostrando los huesos en color negro y el sedimento en rosa (arriba), y cada hueso en un color (abajo). Reconstrucción ósea un neuroanatómica, con los huesos transparentados. Conjunto de elementos neuroanatómicos reconstruidos (arriba) y detalle de los oídos (abajo).
11.2.21 0 comentarios

Las tortugas del Mioceno inferior de la Cuenca del Ebro


La información relativa a las tortugas del Mioceno inferior de la Península Ibérica se consideraba como limitada con relación a la de periodos posteriores, dado que los restos hasta ahora hallados eran escasos y generalmente muy fragmentarios. Un nuevo estudio acaba de ser publicado, en la revista Geodiversitas, en el que se presentan abundantes restos de este grupo de reptiles, mejorando el conocimiento sobre la diversidad representada. Este estudio ha sido integrado en un volumen especial de dicha revista, editado en memoria del recientemente fallecido paleoherpetólogo francés Jean-Claude Rage.

Los nuevos restos presentados en esta publicación proceden del Mioceno inferior de dos localidades para las que, hasta ahora, no existían ningún estudio sobre sus registros de tortugas. Se trata de Monte Pila y de Fuenmayor, distantes entre sí unos 10 km, y pertenecientes a la Comunidad Autónoma de La Rioja, en la Cuenca del Ebro. La única información hasta ahora disponible sobre tortugas del Mioceno inferior de esa cuenca estaba restringida a algunos hallazgos realizados en la biozona MN3 de las Bardenas Reales de Navarra, donde se habían identificado varias formas. Sin embargo, el material atribuido a cada una de ellas era muy limitado.

Los restos fósiles tanto de Monte Pila como de Fuenmayor son más antiguos que los de las Bardenas, ya que proceden de la biozona MN2. Abundante material de tortugas es identificado en ambas localidades. Una de las formas reconocidas en Monte Pila corresponde a una tortuga terrestre, un linaje que no había sido identificado en las Bardenas. Estos restos representan los primeros de Titanochelon reconocidos en La Rioja, representando una de las evidencias más antiguas sobre este género. El segundo linaje identificado en Fuenmayor es Ptychogasterinae. Este grupo de tortugas acuáticas también es el más abundante en Monte Pila. A pesar de la aparente gran disparidad morfológica entre varios de esos restos, su estudio detallado permite realizar su atribución a una única especie, con un relativo alto grado de variabilidad intraespecífica. Así, este registro es compatible con el de Ptychogaster (Temnoclemmys) bardenensis, una especie hasta ahora reconocida como exclusiva de las Bardenas, a partir de escaso material. Por tanto, el conocimiento sobre esta hasta ahora mal conocida especie ha podido ser notablemente incrementado.

-----
Más información:
10.2.21 0 comentarios

Nueva nomenclatura para las tortugas extintas y actuales



A lo largo de los últimos 25 años, diversos investigadores han desarrollado un sistema de nomenclatura novedoso, independiente de los clásicos niveles taxonómicos, mediante el cual algunos de los principales clados de tortugas eran definidos desde una perspectiva filogenética. Sin embargo, estos nombres no habían sido, hasta ahora, considerados por el PhyloCode, es decir, por el nuevo sistema nomenclatural que regula el establecimiento y definición de los nombres de los clados. Por ese motivo, varios investigadores especialistas en el registro y la historia evolutiva de las tortugas han colaborado con el fin de adaptar la mayoría de esos nombres de clados de tortugas actuales y extintas al nuevo marco nomenclatural. El Grupo de Biología Evolutiva de la UNED ha colaborado en este proyecto, junto con investigadores de varios países.

El resultado de este proyecto acaba de ser publicado, en forma de artículo científico, en la revista de acceso abierto Swiss Journal of Palaeontology. Algunos de los nombres previamente definidos han sido incorporados, con ajustes menores, en el nuevo sistema de nomenclatura. Sin embargo, se han definido varios nuevos clados, como es el caso de, entre otros, Hesperochelida, Australochelida, Emydurinae o Peltocephalinae. Así, 113 clados han sido establecidos, únicamente 79 de ellos contando con una definición filogenética previa.

-----
Más información:
  • Referencia: Joyce, W.G., Anquetin, J., Cadena, EA., Claude, J., Danilov, I.G., Evers, S.W., Ferreira, G.S., Gentry, A.D, Georgalis, G.J., Lyson, T.R., Pérez‑García, A., Rabi, M., Sterli, J., Vitek, N.S, Parham, J.F. 2021. A nomenclature for fossil and living turtles using phylogenetically defined clade names. Swiss Journal of Palaeontology 140: 5. https://doi.org/10.1186/s13358-020-00211-x
  • Figura: Algunos de los diagramas incorporados en el nuevo artículo en los que se sintetizan los principales nombres propuestos para los clados, como es el caso de aquellos correspondientes a Paracryptodira (a), Archelosauria y Ankypoda (b), Pan-Pleurodira (c) y Testudines (d).
11.1.21 3 comentarios

Las tortugas gigantes de caparazón blando europeas


Hace más de un siglo, en 1909, el famoso paleontólogo Louis Dollo identificó dos supuestas nuevas especies de tortugas gigantes en Bélgica, consideradas “de caparazón blando” (es decir, de la familia Trionychidae), en niveles del Eoceno inferior, de hace unos 55 millones de años. Los trioníquidos son un peculiar grupo de tortugas, conocidas de manera informal como de caparazón blando debido a que la periferia de su caparazón no es rígida como en el resto de tortugas, como consecuencia de su peculiar evolución que les ha llevado a la pérdida de la estructura ósea en esa región. Estas tortugas, que aparecieron al final del Mesozoico o era de los grandes reptiles, han sobrevivido hasta la actualidad. Sin embargo, aunque en algunos momentos del pasado su área de distribución incluía parte de Europa, en la actualidad están restringidas a otros continentes. Además de su peculiar caparazón, estas tortugas muestran otros aspectos no menos singulares, como es el desarrollo de una prolongación de su rostro a modo de trompa, o la modificación de sus extremidades a modo de aletas, permitiéndoles gran agilidad y velocidad en el medio acuático. 


Las dos supuestas nuevas especies definidas por Dollo fueron reconocidas como atribuibles a Trionyx, un género que forma parte de la biodiversidad actual, y que, a día de hoy, consideramos como restringida a especies de relativo pequeño tamaño, en contraste con más de un metro de longitud del caparazón, y más de metro y medio de longitud total del cuerpo, que podrían alcanzar las formas extintas del Eoceno europeo. Aunque Dollo propuso nuevos nombres para ambas supuestas nuevas especies, estos no son considerados como válidos en la actualidad, ya que no cumplían con los requerimientos establecidos por el Código Internacional de Nomenclatura Zoológica. A pesar del largo tiempo que ha pasado desde que Dollo dio constancia de la existencia de estos especímenes, la información sobre ellos, o sobre cualquier otro resto de una tortuga gigante de gran tamaño de este grupo era hasta ahora extremadamente limitada para el registro belga. 


Relativamente escaso material de este linaje había sido posteriormente descrito a partir de hallazgos realizados en otras localidades europeas, siempre en niveles de edades similares a las de Bélgica. Teniendo en cuenta la información disponible, todo el material europeo fue recientemente considerado como perteneciente al género Axestemys, de origen norteamericano. Considerando los estudios hasta ahora realizados sobre el escaso material europeo hallado fuera de Bélgica, y la extremadamente limitada información sobre los especímenes de ese país, en los últimos años se consideraba que una única especie estuvo representada en este Europa, Axestemys vittata. No obstante, esta hipótesis requería ser evaluada a partir del estudio detallado del material belga, que guardaba las claves para entender el origen, diversidad y evolución de estas extrañas tortugas en Europa. De hecho, la escasa información sobre el material de Axestemys disponible en este continente no había permitido, hasta ahora, el establecimiento de una diagnosis válida para Axestemys vittata, de manera que su identificación como diferente a algunas formas norteamericanas resultaba dudosa.


Numerosos y muy bien preservados especímenes belgas de tortugas gigantes de caparazón blando están depositados en el Real Instituto Belga de Ciencias Naturales, componiendo la mayor y mejor preservada colección de estas tortugas para el registro europeo. Además de los dos ejemplares clásicos citados hace más de un siglo, pero ignorados hasta ahora, especímenes adicionales de las localidades de origen de los mismos, así como de otros afloramientos, forman parte de esta extraordinaria colección. Varios de los individuos corresponden a esqueletos parciales o muy completos, reconociéndose elementos craneales, pero también caparazones completos, así como vértebras de distintas regiones de la columna y huesos apendiculares. Estos especímenes, hallados entre 1910 y 1930, han sido recientemente restaurados con el fin de poder efectuar su análisis detallado. Dicho estudio acaba de ser publicado, en la revista científica especializada Geobios.


Como consecuencia de las nuevas investigaciones, la validez de la especie Axestemys vittata, exclusiva del registro europeo, ha sido confirmada. Esta forma ha sido reconocida en varias regiones de Bélgica, pero también es identificada en el norte de Francia. La atribución de abundantes y bien preservados especímenes a esta especie ha permitido mejorar notablemente el conocimiento sobre la misma, y proponer una diagnosis válida, permitiendo así separarla claramente de las formas norteamericanas. Sin embargo, y al contrario que lo que se pensaba en los últimos años, la hipótesis propuesta hace más de un siglo por Dollo es confirmada: esta especie no es la única que habitó en Europa, ya que una segunda forma estaba también presente en Bélgica. En este sentido, uno de los caparazones clásicos que forma parte de la colección del Real Instituto Belga de Ciencias Naturales, procedente de la localidad de Erquelinnes, no puede ser atribuido ni a esa especie ni a ninguna de las otras hasta ahora definidas. Así, este estudio ha permitido su atribución a una nueva especie, Axestemys erquelinnensis, reconocida como algo más antigua que Axestemys vittata. Los nuevos datos sugieren que la llegada de las tortugas gigantes de caparazón blando a Europa, desde Norte América, fue probablemente favorecida por el notable incremento de temperatura global que se produjo a comienzos del Eoceno, y que también permitió que otras especies animales y vegetales modificaran sus áreas de distribución geográficas, llegando a nuestro continente.



-----
Más información:
  • Referencia: A. Pérez-García, T. Smith. 2020. Systematics and diversity of the giant soft-shelled turtles (Cryptodira, Trionychidae) from the earliest Eocene of Belgium. Geobios. doi: https://doi.org/10.1016/j.geobios.2020.07.006
  • Imágenes: 1. Montaje provisional del caparazón de la nueva especie de tortuga gigante de caparazón blando Axestemys erquelinnensis, realizado durante su estudio. 2. Vistas dorsal (izquierda) y ventral (derecho) del caparazón de la nueva especie de tortuga gigante de caparazón blando Axestemys erquelinnensis. 3. Vértebra cervical de una tortuga gigante de caparazón blando europea. 4. Fémur de una tortuga gigante de caparazón blando europea. 5. Tamaño comparativo entre un ser humano, un chihuahua y la nueva especie de tortuga gigante de caparazón blando europea. 6. Trioníquido actual (Pelodiscus sinensis), de origen asiático, hallado como especie invasora en el área que, hace 55 millones de años, estuvo poblada por los representantes gigantes europeos. Fotografía cortesía de Josep Francesc Bisbal-Chinesta.